Derbi de infarto en el Tiro de Pichón

Con un lleno asegurado, el Pabellón de Tiro de Pichón albergará mañana, a partir de las 19:00, un encuentro muy especial. Malagueta y Hexa Aldemar Maristas disputarán un derbi provincial con sensaciones muy distintas para ambos conjuntos. Los locales, sin nada en juego, se miden a un equipo que tiene ya un pie en la fase de ascenso de División de Honor B.

Para acceder a este sueño, los colegiales deberán vencer al equipo de Cristóbal Flores Tobi y el Ángel Ximénez no debe puntuar en su visita a Ceuta, donde se enfrenta al siempre complicado Unión África Ceutí (18:00).

Juanjo Fernández dispone de todos sus hombres a excepción del primera línea Manolo Mata, lesionado en el gemelo de su pierna derecha. El Malagueta, por el contrario, no ha podido disponer de todos sus hombres, pues a las lesiones de Saucedo y Nando Corpas se ha unido la convocatoria de siete hombres para el Campeonato de España universitario, por lo que los de Tobi apenas han podido preparar el choque que afrontarán con el agotamiento de los partidos y el desplazamiento.

En el caso de que ambos conjuntos hicieran sus deberes, el acceso a la fase se postergaría siete días y, por tanto, todo se decidiría en la última jornada de la Primera Nacional A de balonmano, donde el Hexa Aldemar recibirá al descendido Terpe CEE Elda. El pabellón de Maristas volvería a vestirse de gala para la fiesta. La derrota lo complicaría absolutamente todo, pues los malagueños tienen perdido el average con los cordobeses del Ángel Ximénez. Quién preocupa menos es el P. A. Niño de Moguer, al que se logró vencer en casa y a domicilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios