Drama en Vladivostok

  • El joven Rublev, de 17 años, sella la remontada rusa tras el 0-2 del viernes y aboca a España a jugar por la permanencia ante Dinamarca

El ruso Andrey Rublev, de 17 años, negó al equipo español de Copa Davis la posibilidad de luchar por el ascenso al Grupo Mundial al vencer a Pablo Andújar claramente (6-4, 7-6 y 6-3) en el quinto y definitivo partido de la eliminatoria, disputada en el Fetisov Arena de Vladivostok, que cayó con ese punto del lado del conjunto local por 3-2.

El joven tenista moscovita sorprendió al conquense en el quinto encuentro de la eliminatoria, que el cuadro ruso cerró, contra pronóstico, a su favor tras remontar un 0-2 adverso del primer día, una renta que el cuadro español no había desperdiciado nunca antes en la competición.

Ayer, el combinado ruso sumó al triunfo logrado en dobles el día anterior las victorias de Evgeny Donskoy sobre Tommy Robredo y de Andrey Rublev sobre Pablo Andújar para vencer por 3-2 una eliminatoria que los pupilos de Conchita Martínez, debutante como capitana en la Copa Davis, habían encarrilado el viernes.

La derrota sufrida por Marc López y David Marrero en el dobles y la sorprendente actuación de Donskoy y Rublev, dos tenistas que no figuran en el Top 100 del ranking de la ATP, mandaron al equipo español a luchar por la permanencia ante Dinamarca en el Grupo Mundial I del 18 al 20 de septiembre. Se trata de un final que resume todo lo acontecido alrededor del tenis masculino nacional en los últimos meses, en los que la inestabilidad, los desencuentros y la falta de unión llevaron hasta Vladivostok un equipo de circunstancias, sí, pero en teoría superior a su rival.

Y ahí estuvo la principal complicación de esta eliminatoria. El problema no era Gala León en sí, sino su elección partidista por parte del ya ex presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), José Luis Escañuela, que impuso su decisión por encima de los tenistas. Con Conchita Martínez como capitana después del huracán vivido con Gala León, la Armada fracasó en esta trascendente eliminatoria que la obliga a ganar a Dinamarca para seguir luchando por alcanzar el play off de Copa Davis.

La jornada empezó a truncarse con la derrota de Tommy Robredo en el cuarto partido de la serie ante Evgeny Donskoy por 6-3, 5-7, 6-2 y 7-6, que ponía el 2-2 en la eliminatoria disputada en el KSK Fetisov Arena. El gerundense, número 21 del mundo, se vio superado por el 178 merced a sus altos porcentajes de primeros servicios y juego sólido desde el fondo de la pista. El español logró su primera bola de break en el juego número 21 del partido, que le sirvió para igualar 1-1 en sets. Sin embargo, poco le duró la alegría, ya que el ruso quebró su saque en el siguiente juego en el arranque del tercer set allanando su camino hacia la victoria.

Igualada la serie, toda la presión se trasladó a Andújar, que en el decisivo choque debía superar al joven de 17 años Rublev para mantener viva a España en la competición. Con el jugador local muy motivado y descargado de cualquier tensión, Andújar vivió a contracorriente de la propuesta de juego practico de su oponente, que ocupa el puesto 194 de la ATP y gran promesa del tenis mundial.

Rublev consiguió un break en el momento justo para anotarse la primera manga y el tenista conquense, desbordado por la responsabilidad tras la derrota de Robredo, se desmoronó. Inapelable en el servicio, con saques que rozaban los 200 kilómetros por hora, el ruso encontró el camino a seguir para remontar en el tie break del segundo parcial y poner contra las cuerdas a Andújar. Incluso rozó la perfección en el tercer set y gestionó el esfuerzo físico en el último juego para desesperar al manchego. Así España tocó fondo en suelo ruso con esta dolorosa derrota en un mes marcado por las polémicas con Gala León, los desencuentros de los tenistas con la Federación y se ve desplazada a jugársela a un todo o nada contra Dinamarca fuera de casa por la permanencia en el Grupo I.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios