Todos contra España

  • El equipo de Scariolo busca revalidar su título mundial en Turquía pese a las bajas de Pau Gasol y Calderón · Argentina, Brasil y una descafeinada Estados Unidos aspiran a destronar a los españoles

La selección española de baloncesto se presenta en Turquía con la etiqueta de máxima favorita a revalidar el título mundial obtenido hace cuatro años en Saitama. Y eso sin contar ni con su máxima estrella, el jugador de Los Angeles Lakers Pau Gasol, que se ha tomado un descanso después de una dura temporada en la NBA, ni sin uno de los principales baluartes en los últimos años como ha sido José Manuel Calderón. El base extremeño sufrió una lesión muscular en el último encuentro amistoso ante Estados Unidos y será suplido por Raúl López.

El favoritismo español no es flor de un día. Los de Scariolo se han ganado el derecho a volver a soñar con el título mundial después de realizar una preparación casi perfecta. No sólo en el previo a este campeonato España ha mostrado sus credenciales. La Roja, tras dejar atrás décadas de decadencia en el panorama internacional, se ha instalado en la cima del baloncesto y viene siendo uno de los protagonistas principales del baloncesto europeo y mundial del siglo XXI. El oro en Saitama en 2006, la plata olímpica en Pekín en 2008 y el oro en el Eurobásket de 2009 no son sino algunas muestras del potencial español bajo los aros.

En suelo otomano España afrontará un comienzo relativamente tranquilo en el que no debería tener problemas para acabar como primera de grupo ante selecciones que, como Francia o Lituania, acuden mermadas por la ausencia de algunas de sus figuras, llámense Tony Parker o Sarunas Jasikevicius. Ambas deberían ser las que en más apuros puedan poner a España, pero las dos están lejos de los españoles, que las han arrollado en sus últimos enfrentamientos. Canadá, sin Steve Nash, y las modestas Nueva Zelanda y Líbano, a priori, serán rivales para las probaturas.

Con las referidas ausencias de Pau y Calderón, España ve restado su potencial, pero sigue atesorando un grupo compacto que cuenta con la ventaja de conocerse. Del Mundial de Japón sobreviven seis jugadores: Navarro, Rudy Fernández, Felipe Reyes, Marc Gasol, Mumbrú y Garbajosa. A ellos se les han ido uniendo progresivamente jóvenes con una proyección meteórica como Ricky Rubio, Sergio Llull, Víctor Claver o Fran Vázquez que han venido a completar un combinado muy difícil de superar.

Ésa será la misión del resto de candidatas a colgarse el oro mundialista. La primera en esa lista será una Estados Unidos muy descafeinada que no contará con sus principales estrellas: Kobe Bryant, LeBron James, Carmelo Anthony... Aun así, ha sido la única capaz de ganar a los españoles en la preparación. En un segundo escalón estarán Argentina, pese a las bajas de Manu Ginóbilli y Andrés Nocioni; Brasil, bajo la batuta de Rubén Magnano; y Turquía, siempre peligrosa, y más con el enfervorizado público otomano apoyando. Todos contra España en busca del Campeonato del Mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios