Expectación en Huelva con la ronda

  • Miles de onubenses siguieron con interés el primer sector de la Vuelta a Andalucía. Empezó en el Muelle de las Carabelas y finalizó en Hinojos. Contador, el más aclamado.

Expectación en Huelva con la LXI Vuelta Ciclista a Andalucía Ruta Ciclista del Sol, que arrancó ayer desde el Muelle de las Carabelas. Miles de onubenses no quisieron perder detalle y asistieron en directo al primer sector de la ronda. Cientos de ellos acudieron a La Rábida para presenciar el inicio de la carrera, que concluirá el próximo domingo en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre.

Desde una hora antes de la salida la réplica de la nao Santa María, la mayor de las tres naves descubridoras, acogió el acto del control de firmas y la presentación de los 153 ciclistas participantes, de 22 equipos diferentes y procedentes de 12 países distintos.

La gran estrella y el más aplaudido por los aficionados fue Alberto Contador, del equipo Tinkoff Saxo, que antes de iniciar la carrera recibió una carabela de plata de manos del presidente de la Diputación Provincial de Huelva, Ignacio Caraballo, además de un lote con productos onubenses. También recibieron trofeos protocolarios el británico Chris Froome (Sky) y el francés Jean Christophe Peraud (AG2R La Mondiale), segundo clasificado del pasado Tour de Francia de manos del vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez, y del delegado del Gobierno en Huelva, José Fiscal, respectivamente.

Muchísima gente siguió la etapa onubense, de 118,3 kilómetros de recorrido, que discurrió íntegramente por la provincia de Huelva. Tras la salida neutralizada desde el Muelle de las Carabelas hasta la N-442 el pelotón recorrió 4,6 kilómetros por el entorno de La Rábida. Posteriormente los ciclistas pasaron por Mazagón, Matalascañas, la aldea de El Rocío, Almonte, Rociana del Condado, Villarrasa, La Palma del Condado, Villalba del Alcor, Manzanilla hasta llegar a Chucena, que tuvo una meta volante, y llegaron a Hinojos, donde se impuso el holandés Pim Ligthart, que milita en el Lotto-Soudal. El viento sopló de costado durante buena parte de la carrera y poco antes de la meta se produjo una caída.

Hinojos se volcó con la ronda y hasta los pequeños de los centros escolares esperaban la llegada de los ciclistas en una jornada histórica para el municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios