La Federación decide este mediodía

  • Elías Bendodo afirma que los técnicos avalan el buen estado del césped para el amistoso ante Francia

Más a largo plazo que el partido contra el Sevilla Atlético, concretamente para el día 6 de febrero, el césped de La Rosaleda pasará otro test. Será el día que la selección española vuelva a jugar en Málaga, esta vez en un encuentro amistoso contra Francia. Salvo giro de 360 grados, la Junta Directiva de la Federación Española de Fútbol hará oficial este mediodía que La Rosaleda será la sede de ese partido.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento, Elías Bendodo, afirmó ayer que no habrá problemas para que el terreno de juego se encuentre en buenas condiciones por entonces, según le han transmitido los técnicos que han inspeccionado el rectángulo de Martiricos últimamente.

Recientemente se cumplieron 13 años desde que la selección española visitó La Rosaleda por última vez. Fue en un partido amistoso contra Finlandia que registró un lleno absoluto en el estadio y que acabó con el resultado de 2-0 a favor del combinado español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios