Ferrer, muy irregular, cae ante un Moyà acertado

  • El mallorquín doblegó al alicantino con sorprendentes dejadas y una gran rapidez

Comenzó Carlos Moyà el encuentro muy metido en su papel y consiguió arrancar a David Ferrer un repentino 2-0 que apenas si dio tiempo a reaccionar al de Jábega. El resultado adverso sacó al mejor Ferrer del partido, que, con el apoyo del público, siempre de su parte, logró empatar el juego y hacer sudar al mallorquín.

Poco después, Charly volvió a apretar demostrando que el mes de vacaciones del que acababa de regresar bien le valía para superar al número cinco del mundo. Y, tras esta veloz remontada -la primera manga duró un poco menos de 30 minutos- poco más pudo hacer Ferrer, que empezaba a presagiar al final del primer set (6-4) cómo volver a repetir la gesta lograda ante Nadal en Shangai.

En la segunda manga del partido, Moyà pretendía continuar con su recital de dejadas, pero Ferrer ya tenía a su rival estudiado y no le concedió tantas licencias como en el primer set. El alicantino siguió de cerca al tenista de Palma de Mallorca durante todo el partido y provocó que Moyà no consiguiera imponer una ventaja de más de un juego en todo el partido.

Pero la rapidez de juego del balear y el cansancio acumulado del finalista de Shangai, que el viernes se enfrentó al campeón de Andalucía, Pablo Martín, primaron en la parte final del encuentro. Con esta victoria, Moyà sentenció su pase a la final del Málaga Master, donde le espera su amigo Nadal. El espectáculo está servido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios