Freire aún no puede jugar en la Euroliga

  • La FIBA no facilita el tránsfer internacional a los jugadores menores de 18 años

Comentarios 2

La lesión de Carlos Cabezas abre y complica el panorama para Aíto García Reneses. Los informes médicos del club no descartan taxativamente su presencia en la Copa del Rey, aunque el pesimismo es la nota reinante. Aíto recurrirá a Gomis, como ya evidenció en el Pionir, más las ayudas puntuales de Berni y Kelati a la hora de subir el balón y no utilizará de momento a Rai López, que cubrió anteriores ausencias de Cabezas.

Una de las opciones que podía plantearse era dar la alternativa a Rafael Freire, la joven perla que germina en Los Guindos. Es habitual que se entrene con el primer equipo, a buen nivel a decir de los que tienen la opción de contemplarle, y es el jugador de toda la cantera malagueña en el que Aíto tiene puestas mayores esperanzas, una vez que ni a Vitor Faverani ni a Paulao Prestes les ve preparados para dar el salto.

Freire es un base brasileño de privilegiadas condiciones físicas. "Hambre", es la palabra más usada por los que lo conocen para definirle. El Unicaja ya ha iniciado los trámites para que consiga la nacionalidad española mediante una carta de naturaleza otorgada por el Gobierno e, incluso, sea seleccionable pese a que ha jugado ya con las categorías inferiores de la selección brasileña. Un papel que se espera en breve. Pero sucede que Freire cumplió el miércoles 17 años. Y, según una normativa de la FIBA aprobada en 2007, no se concederán tránsfers internacionales a jugadores menores de 18 años. El objeto de esta medida era proteger la fuga de talentos desde los países menos potentes económicamente. De esta manera, hasta que Freire no disponga del pasaporte español o tenga 18 años no podrá ser utilizado por Aíto con el primer equipo ni siquiera en Euroliga, donde no hay ninguna restricción en el asunto de cupos de extraeuropeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios