Fútbol más allá del clásico

  • El sábado arranca la presumible borrachera de duelos entre el Barcelona y el Real Madrid con la Liga en juego · La lucha por la salvación y Europa se aprieta más

Ocho puntos separan al Barcelona y al Real Madrid en la carrera por la Liga antes de que los azulgrana visiten este sábado el Santiago Bernabéu. En la casa blanca no se cansan de decir que todavía hay opciones de luchar por el título. Las matemáticas dicen que sí, el fútbol, sin embargo, lo pone más en duda, pero el partido de este fin de semana no tiene por qué ser definitivo. Quedarán todavía seis más ante rivales que, jugándose la vida en la recta final del campeonato, pueden dar más de una sorpresa como hicieron, por ejemplo, el Sporting la semana pasada, o estuvo cerca de hacer el Almería esta jornada. Sin embargo, sí que pueden serlo los dos siguientes enfrentamientos que se ven en el horizonte entre los dos tiranos de la Liga española: el Miércoles Santo, con la Copa del Rey en juego, y el próximo día 27, salvo hecatombe europea, en la ida de las semifinales de la Champions.

Borrachera de clásico. Es lo que espera en España las próximas semanas, con cuatro duelos en tres semanas que colapsarán los medios nacionales en el plano deportivo, más allá de que haya otros 18 equipos que sigan, en su mundo aparte, peleando por Europa y la salvación. La Liga está emocionante, bonita, apasionante... con esos 18 conjuntos peleando todavía por sus objetivos. Desde el Valencia, que pugna con el Villarreal por alcanzar la tercera plaza (el campeón de la otra Liga) para evitar el play off previo para jugar la Liga de Campeones, al Sporting, que respira aliviado viendo el descenso a ocho puntos, pero que no puede relajarse aún. Desde el Sevilla, que aprieta los dientes para reducir la desventaja con el submarino amarillo para llegar a la deseada Champions, al Almería, un colista que sigue vivo porque no ve tan lejos la permanencia.

La lucha por un puesto en Europa corresponde, sin contar la pugna levantina, a cuatro equipos: Sevilla, Athletic, Atlético y Espanyol, de los que sólo uno se quedará sin premio. Los nervionenses han encontrado cierta regularidad, si no en el juego, de resultados, mientras que el Espanyol pierde fuelle. Es uno de los peores conjuntos de la segunda vuelta, en la que sólo ha sumado 10 puntos en 12 partidos, cuando en la primera mitad del campeonato en este mismo número de encuentros sumó 22.

El resto de equipos pelean por mantener la categoría. Mallorca, Levante y Sporting respiran con cierto alivio. Estos dos últimos acarician la salvación gracias a una segunda vuelta extraordinaria en la que han sumado 24 y 22 puntos, respectivamente, de los 39 y 38 con los que cuentan ahora en la clasificación: nueve y ocho puntos por encima del descenso que marcan el Hércules y el Málaga. Entre medio hay otros seis conjuntos que están tan cerca del abismo, si no suman en dos partidos consecutivos, como de la tranquilidad en caso de encadenar dos resultados positivos.

Así está la Liga. En un pañuelo. Bonita, apasionante hasta el último minuto porque el nivel, quitando del saco al Barcelona y el Real Madrid, se iguala mucho. Tanto que el Sporting, colista en la jornada 17, está a siete puntos de los puestos europeos y el Levante, último en la jornada 20, a seis.

balón de oro al banco

Esa posición que marca jugar competición continental el próximo curso la ocupa ahora el Atlético de Madrid, en el que Forlán ha pasado de infinito a cero en nueve meses, de Balón de Oro en el Mundial a suplente en el cuadro rojiblanco tras una temporada salpicada de rumores de marcha y desencuentros con Quique Sánchez Flores.

Lo cierto es que el uruguayo está firmando su peor campaña desde su llegada a España, hace seis temporadas. En la Liga apenas suma ocho tantos en 28 encuentros (18 firmó en la 09-10), y otros dos en los diez encuentros de la Liga Europa. Lejos quedan estos registros de los obtenidos la pasada temporada, cuando consiguió 28 dianas o los de la 08-09, Pichichi con 32.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios