García toma seriamente posiciones

Sergio García terminó con dos birdies la segunda ronda del Open Británico que se disputa esta semana en el histórico recorrido de Saint Andrews (Escocia), después de un retraso de tres horas y una interrupción de 20 horas como consecuencia de las lluvias torrenciales del viernes y los vientos huracanados del sábado, que provocarán que el torneo se dilucide mañana en vez de hoy.

García llegó al hoyo 16 con un saldo de tres golpes bajo par. Un afortunado impacto contra la bandera y un prodigioso putt le valieron uno de los escasos birdies en el complicadísimo 17, que remató con un buen approach y otro gran putt en el 18.

"He logrado defenderme y he terminado bien", dijo con satisfacción García, quien se colocó a cinco golpes del líder, el estadounidense Dustin Johnson (-10), y con opciones de pelear por la victoria en las dos últimas jornadas.

El otro español clasificado para los últimos dos días del torneo es el canario Rafa Cabrera Bello, que acabó su segunda ronda con un resultado de par. El barcelonés Pablo Larrázabal, que venía de ganar el BMW International Open en Munich, se quedó con +1 a las puertas de seguir compitiendo, mientras que el malagueño Miguel Ángel Jiménez no logró sacarle partido a su tercer major de la temporada y acabó con cuatro sobre par, muy lejos del corte.

Tiger Woods sigue su caída al vacío y se marcha del Open Británico al concluir con un total de +7. En el partido estelar junto a Dustin Johnson saldrá el inglés Danny Willett, quien le birló tres golpes más al campo para situarse con -9, con un golpe de ventaja sobre el local Paul Lawrie.

La única vez en la historia del Open Británico que acabó en lunes fue en 1988, cuando Severiano Ballesteros ganó su tercera Jarra de Clarete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios