Golpe en la mesa en Bidebieta (22-29)

  • El Rincón Fertilidad se impone con holgura en casa del Bera Bera y coge confianza para la Challenge Cup

El equipo celebra la victoria sobre la pista de Bidebieta. El equipo celebra la victoria sobre la pista de Bidebieta.

El equipo celebra la victoria sobre la pista de Bidebieta. / rincón fertilidad

Sobresaliente triunfo del Rincón Fertilidad en Bidibieta, uno de los bastiones del balonmano femenino nacional. Allí, las de Diego Carrasco se crecieron para imponerse al Super Amara Bera Bera (22-29), dominador en la última década del primer escalón competitivo. Las malagueñas se mostraron sólidas, certeras en ataque y con una aportación de la portería sustancial. Alice Fernandes detuvo más del 50% de los disparos que recibió.

Pese a que el arranque mostró un 3-1 a favor del conjunto local, los primeros 15 minutos tuvieron un nombre propio: Emma Boada. La catalana controló el ritmo del ataque del Rincón, dando un clínic de dirección y toma de decisiones, prácticamente todas acertadas, que voltearon el marcador.

Montse Puche pedía tiempo muerto y su equipo mejoraba en defensa, lo que les permitía correr y marcar al contragolpe. Sólo las buenas acciones de Fernandes en portería y el acierto de Maqui Gandulfo (cinco tantos en el primer tiempo) permitían a las visitantes mantenerse por delante.

Un buen final de primera parte por parte de las malagueñas hizo que se abriese la distancia hasta los cuatro goles de distancia, aunque un gol de Silvia Ederra sobre la bocina recortaba la diferencia al descanso (13-16).

A la salida de vestuarios, existía ese miedo en el seno del club malagueño. ¿Volverían las dudas de semanas anteriores? Pero nada más lejos de la realidad, ni siquiera dos inferioridades en los primeros compases de la reanudación hicieron reducir la diferencia, y el Rincón continuaba manteniendo el mando con holgura.

Con el paso de los minutos, la figura de Alice Fernandes se agigantaba al mismo ritmo que se reducía el tamaño de la portería malagueña para el Super Amara Bera Bera. Montse Puche se desesperaba en la banda viendo como la portera brasileña se exhibía. Y cuando lograban superarla, aparecía también esa dosis de suerte necesaria en las grandes gestas en forma de poste para evitar los goles locales.

Con sólo nueve goles encajados en el segundo tiempo, la victoria pintaba de color negro, del color del Rincón Fertilidad, que amplió la distancia para tener un plácido final donde las malagueñas pudieron disfrutar la victoria, que refuerza la moral del equipo de cara a la eliminatoria de cuartos de final que se celebrará en Málaga la próxima semana ante MKS Perla Lublin. La ida será el viernes 2 de marzo (20:30) y la vuelta el domingo 4 (11:00).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios