Grinberg: "Nunca jamás en mi vida he incumplido las leyes"

  • El presidente del Marbella explicó ante los medios de comunicación su situación tras salir de la cárcel

El presidente del Marbella, Alexander Grinberg, compareció ayer ante los medios de comunicación para dar un mensaje de tranquilidad y optimismo a los aficionados de la entidad marbellí tras salir de la cárcel y quedar en libertad bajo fianza. El máximo mandatario ruso agradeció "a los aficionados y ciudadanos de Marbella, el apoyo recibido durante este tiempo". Insistió en el hecho de desterrar algunos tópicos acerca de su nacionalidad (rusa) y también se mostró firme a la hora de definirse como alguien honrado y que jamás ha delinquido.

Dejó claro que no piensa vender el club y que su proyecto al frente del Marbella está más vivo que nunca. Grinberg reconoció que no fue fácil ofrecer esta rueda de prensa: "Tengo muchos sentimientos y palabras de agradecimiento a nuestra maravillosa afición y a los ciudadanos de nuestra ciudad. Me sentí apoyado todo este tiempo. Doy las gracias a los trabajadores del club, a los jugadores y al cuerpo técnico. Estoy muy agradecido a todo el equipo, los jugadores hicieron algo increíble". El presidente del Marbella se definió como una persona trabajadora y humilde "y siempre valoré a la gente trabajadora y en esta difícil situación, la gente demostró su amor a nuestro club y hacia mí". Grinberg dejó claro que "nunca jamás en mi vida, ni en Rusia ni aquí en España, he incumplido las leyes y demostraré mi inocencia"

En lo referente a su detención quiso también pedir que se acabe con ese pensamiento de "que por ser ruso es indicio de delincuente. En el siglo XXI es horrible decir estas cosas y espero que la mayoría de la gente no piense así". En lo deportivo afirmó que no tiene ninguna intención de vender el club y que se mantiene firme con el objetivo que confesó en una de sus primeras entrevistas en España: "Ganar al Barcelona". Por ello, destacó que "aún no lo hemos hecho, así que seguiré trabajando y gestionando el club".

El presidente destacó que este equipo "es el mejor que hemos tenido en estos cinco años que estoy en el club" y mostró muy ilusionado por seguir creciendo. "Hemos cometido algunos errores pero, tarde o temprano, la gente que trabaja mucho encuentra el buen camino", aseveró. Grinberg también agradeció a Antonio Decoz la ayuda prestada en esta delicada situación: "Es una persona maravillosa". Al mismo tiempo qanunció una reunión para la próxima semana "para hablar de algunas opciones diferentes. Siempre estoy abierto a contar con nuevos inversores. He recibido muchas ofertas por el club estos años, pero tengo tomada la decisión y yo nunca he querido vender el Marbella porque es parte de mi vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios