Hamilton no levanta el pie

  • El inglés es el mejor en los primeros entrenamientos libres, con los Red Bull delante de Rosberg Sainz, sexto, y Alonso, octavo, son optimistas

Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial de Fórmula 1, marcó el mejor tiempo en el primer entrenamiento libre del Gran Premio de Hungría, la décima prueba del campeonato, en el que los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso (McLaren) fueron sexto y octavo, respectivamente.

La jornada del viernes en el circuito de Hungaroring tuvo dos partes bien diferenciadas, con una primera matinal ajetreada y marcada por el accidente de Sergio Pérez (Force India) y una segunda más tranquila en la que el inglés demostró por qué este lento y revirado trazado es uno de sus favoritos. El doble campeón del mundo mandó en ambas sesiones y se perfiló como el gran favorito para conquistar la pole sobre un asfalto en el que ya se ha impuesto en cuatro ocasiones. En esta ocasión, además, no fue escoltado por su compañero de equipo, Nico Rosberg, superado por los dos Red Bull. En la mejor de sus vueltas Hamilton cubrió los 4.381 metros del Hungaroring, en las afueras de Budapest, en 1.23,949 minutos (1.25,141 en la tanda matutina), 351 milésimas menos que el ruso Daniil Kvyat (Red Bull) con el neumático de compuesto blando. Su compañero, el australiano Daniel Ricciardo (ganador el año pasado en Hungría), se inscribió tercero en la tabla de tiempos, a medio segundo del crono del doble campeón mundial británico, cuyo compañero y rival alemán Nico Rosberg fue cuarto, a siete décimas.

Ricciardo quemó, a 20 minutos del final de la sesión, el (ya usado) motor de su coche, que, por ese motivo, tuvo que ser retirado de pista con una grúa, por lo que se interrumpió la sesión con bandera roja.

Por su parte, Carlos Sainz fue sexto con su Toro Rosso en la sesión vespertina. El joven madrileño, debutante este año en la categoría reina del automovilismo, marcó un registro de 1.25,599 minutos en el mejor de sus giros, mientras que Fernando Alonso (McLaren) logró el octavo tiempo en las afueras de la calurosa Budapest, donde en 2003 firmó la primera de sus 32 victorias en Fórmula 1. El asturiano giró en 1.25,752 minutos, a 1,803 segundos del mejor crono de Hamilton, pero cerca del Ferrari de Sebastian Vettel (séptimo, con 1:25.660) y justo por delante de los William de Valtteri Bottas y Felipe Massa. Y todo pese a informar de algún problema con los frenos que hace soñar con el paso por fin a una Q3.

Ambos fueron mejores que sus compañeros, ya que Max Verstappen (Toro Rosso) fue undécimo, con 1.25,935 minutos, y Jenson Button (McLaren) duodécimo, con 1.25,994.

El tercer español en pista, el castellonense Roberto Merhi (Manor), que no salió en el primer entrenamiento -fue sustituido por el suizo Fabio Leimer-, fue penúltimo en la tabla de tiempos, a cinco segundos del líder del Mundial, pero de nuevo por delante de su compañero inglés Will Stevens.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios