Igualada sin goles entre los menos realizadores

La Real y el Cádiz hicieron buenos los pronósticos y, acorde a lo que se esperaba de dos de los equipos menos realizadores, se repartieron los puntos en un encuentro en el que abundaron los errores cara al gol.

El Cádiz, muy necesitado, fue a por el partido con un fútbol muy dinámico y una intensa presión iniciada por Lucas Lobos y Dani, que provocó un atasco, a la hora de crear, en el equipo local. Los donostiarras, que empezaron muy bien, pasaron a pedir a gritos el descanso para recomponer sus ideas, porque el centro del campo hacía aguas y la defensa necesitaba barriles de tila para calmar sus nervios como se evidenció en el minuto 40 cuando Nano sacó serrín del larguero con su tiro.

El partido se animó en la segunda parte, entre otros causas porque la Real fue mucho más ambiciosa y compensó su falta de calidad con pelea. El choque se convirtió en un toma y daca en el que Lobos no aprovechó una contra y Delibasic se estrelló con el poste. Una monumental tromba de agua hizo intracendentes los últimos minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios