Inglaterra busca capitán tras quitarle el brazalete a Terry otra vez

  • La Federación le ha retirado la capitanía hasta que se resuelva un proceso judicial del que está acusado por proferir insultos racistas a Ferdinand.

La historia se repite y, como ya ocurrió pocos meses antes del Mundial de Sudáfrica de 2010, Inglaterra ha despojado del brazalete de capitán al defensa John Terry y busca un sustituto para la Eurocopa de Polonia y Ucrania que comenzará el próximo 8 de junio.

En esta ocasión, Terry, de 31 años, ha visto cómo la Federación inglesa (FA) le apartaba de la capitanía hasta que se resuelva un proceso judicial en el que está acusado de proferir insultos racistas contra el jugador del QPR Anton Ferdinand. Tras una vista preliminar, el juez aceptó la petición de la defensa para posponer la causa hasta después de la Eurocopa, por lo que Terry en ningún caso podría ser declarado culpable antes de la cita internacional. Aun así, la FA ha determinado que un acusado por comportamiento racista no cumple los "requisitos" para ser capitán de Inglaterra.

En este caso, la Federación ha ido por delante del seleccionador Fabio Capello, que ha defendido la inocencia de Terry "hasta que no se demuestre lo contrario" desde el inicio del proceso. En febrero de 2010, en cambio, el italiano no dudó en quitarle la capitanía al defensa cuando su vida personal saltó a las primeras páginas de los diarios británicos.

En aquella ocasión, Terry se encontró en el centro de una polémica pública por haber mantenido una relación sentimental con la expareja de Wayne Bridge, uno de sus compañeros de selección.

Tras el escándalo, hace dos años, Capello le entregó el brazalete a Rio Ferdinand, aunque debido a una lesión de última hora el defensa del Manchester United se perdió el Mundial y el capitán fue Steven Gerrard. Con 33 años, el central de los diablos rojos -hermano del supuesto agraviado por los insultos de Terry, Anton Ferdinand- arrastra diversos problemas físicos que le han apartado del once titular de Alex Ferguson, por lo que no es de esperar que Capello vuelva a confiar en él para liderar la selección.

Gerrard, por lo tanto, es el jugador con más opciones para heredar la capitanía en una Eurocopa en la que Inglaterra luchará por mejorar la pobre imagen que ofreció en Sudáfrica, cuando cayó en octavos con un 4-1 ante Alemania.

Si bien Gerrard, de 31 años y líder del vestuario del Liverpool, cuenta con la experiencia y la autoridad suficiente dentro de la selección, un último año plagado de lesiones y las dudas sobre su estado de forma podrían convertirle en una opción de riesgo para Capello.

Ante esa perspectiva, el italiano tendría la opción de decantarse por Wayne Rooney, la estrella de los diablos rojos, con el temperamento necesario para liderar al equipo y el respeto asegurado de sus compañeros.

El delantero, de 26 años, ha demostrado sin embargo en numerosas ocasiones su carácter voluble, sin ir más lejos en el último encuentro de la fase de clasificación para la Eurocopa frente a Montenegro, cuando vio una tarjeta roja por una entrada peligrosa e innecesaria que le apartará de los dos primeros partidos en Polonia y Ucrania.

El seleccionador de Inglaterra, que en los últimos meses ha insistido en su voluntad de regenerar un combinado nacional con una elevada media de edad, podría dar la sorpresa y nombrar capitán al joven guardameta Joe Hart, que con solo 24 años lleva sobre sus espaldas gran parte de la responsabilidad del Manchester City, el actual líder de la Premier League.

Aunque con menos opciones, otros candidatos al brazalete inglés son Frank Lampard, que con 33 años ha dejado de ser titular indiscutible en el Chelsea, y Ashley Cole, de 31, que en otras ocasiones ya ha mostrado su falta de interés en liderar el vestuario de Inglaterra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios