Joaquín pondrá mañana su lesión en las manos del doctor Cugat

  • Acudirá a Barcelona, con permiso del club, para tener una segunda opinión acerca de sus recaídas

Joaquín se llevó un palo tremendo el pasado lunes. El día que se reincorporaba al trabajo tras una rotura fibrilar en el cuádriceps derecho de la que posteriormente recayó, volvió a parar por sentir molestias en dicha zona. Tras inspeccionar las pruebas médicas, que por ahora sólo le descartan para jugar el duelo regional contra el Sevilla, su decisión no se hizo esperar: ir a visitar al prestigioso doctor especialista en medicina deportiva Ramón Cugat.

Así que mañana pondrá rumbo a Barcelona, con la supervisión del jefe de los servicios médicos del Málaga, Juan Carlos Pérez Frías, en busca de una segunda opinión. Es muy habitual en el galeno blanquiazul que, ante la recaída de una lesión, ofrezca a sus futbolistas la posibilidad de derivarlo al tarraconense, con el que interactúa frecuentemente.

Dado que se trata de la tercera lesión similar del futbolista gaditano en una zona absolutamente clave para el juego, el rector anterior (dicho músculo sufre mucho desgaste en el golpeo del esférico), lo más probable es que una de las partes del tratamiento que siga a partir de ahora sea la infiltración de factores de crecimiento. En ese campo, el doctor Cugat es una eminencia, uno de los grandes desarrolladores de este campo de la medicina deportiva.

Habida cuenta del punto en que se encuentra la lesión de Joaquín, muy similar a la que en su día el galeno catalán le solucionó a Cesc (el año antes de firmar por el Barcelona), lo primordial ahora con el extremo blanquiazul es que mentalmente asuma que la lesión cicatrizará bien y evitar casos como el de Rossato o Helder en el pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios