Luis Aragonés elude pronunciarse sobre su continuidad

  • El seleccionador admite que ayer no cruzó ni una palabra con el presidente de la RFEF

El seleccionador nacional, Luis Aragonés, eludió pronunciarse ayer sobre su continuidad en el banquillo español. Tras ser requerido insistentemente por los medios de comunicación, el técnico aseguró que no era el momento de hablar de ello y sólo se limitó a contestar a las cuestiones meramente deportivas. No obstante, Aragonés sí confesó que durante el día de ayer no mantuvo ningún contacto con el presidente de la RFEF, Ángel Villar, a pesar de que los dos estaban alojados en el mismo hotel. "Sólo hablo del partido y de lo que ha ocurrido hoy [por ayer] en La Rosaleda. Lo demás no me interesa", se limitó a afirmar el seleccionador.

Sobre el partido, el técnico alabó el potencial de Francia y subrayó que el encuentro siempre estuvo muy igualado: "El rival es un gran equipo y muy complicado de ganar. Hasta el gol, ni ellos ni nosotros creamos muchas oportunidades de gol, pero es algo normal entre dos equipos tan igualados. Ellos físicamente son muy fuertes y es muy difícil crearles peligro".

No obstante, el seleccionador negó que la victoria tuviera un sabor especial por toda la polémica generada antes del encuentro por sus declaraciones: "Estoy contento por el triunfo y nada más".

Sobre Bojan, Luis Aragonés confesó que el cuerpo médico de la selección había preferido no arriesgar: "El chico pasó una mala noche devolviendo y con molestias y no queríamos que se repitiera hoy [por ayer], pero no es nada importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios