El Málaga nunca marcó en Ipurúa

  • Dos derrotas por 1-0 y un empate sin goles son los precedentes en casa del Eibar

El historial del Málaga en todas sus denominaciones justifica la fama de Ipurúa como estadio complejo. El cuadro blanquiazul se marchó de vacío en sus tres visitas al mítico recinto eibarrés. Vacío desde el punto de vista anotador, pues nunca logró marcar un tanto allí.

Dos derrotas y un empate son los antecedentes. El más reciente, la visita del Málaga de Peiró en la primera jornada de la segunda vuelta (temporada 98/99). Uno de los puntales que entonces logró frenar a los malaguistas fue el hoy jugador del Athletic Aitor Ocio.

Las otras dos experiencias las vivió el C. D. Málaga. Consecutivamente en las campañas 90/91 y 91/92, el equipo blanquiazul perdió por 1-0 -curiosamente el choque de La Rosaleda de ambas campañas acabó con empate a cero-.

No obstante, el sombrío dato contrasta con algunas estadísticas personales de varios miembros de la actual plantilla -antiguos componentes como Diego Alonso o Ismael, hoy llamado Irurzun, lo consiguieron también-. Por ejemplo, en la temporada 05/06 Iván Rosado marcó el tanto con el que su equipo, entonces el Xerez, se impuso en Ipurúa (0-1). Fue su última diana con la camiseta azulina.

También Salva, actualmente lesionado, marcó hace siete temporadas. Corría la jornada 34 y el Atlético perdió allí (2-1) a pesar del tanto del maño.

Nabil Baha hizo lo propio en la última jornada de hace dos temporadas. Su tanto permitió al Racing de Ferrol arrancar un empate en Ipurúa, aunque ya estaban matemáticamente descendidos. "Fue un golazo de volea", recuerda el franco-marroquí, que vuelve al escenario sin agobios porque hace ya seis jornadas que no marca: "Tengo muchas ganas de hacerlo porque ya hace mucho, aunque estoy contento con mi trabajo. Para nada tengo obsesión".

Por su parte, Jesús Gámez, que también sabe lo que significa jugar en Ipurúa, aportó su particular experiencia. "Allí ellos juegan un fútbol bastante directo. El problema es que habrá una pelotera que obligará a buscar los espacios como sea. Los partidos allí han sido físicos, también he visto otros en los que se ha podido abrir. Hay que ser más listos que ellos, porque si juegan balones arriba no puedes salir jugando. Hay que ir leyéndolo según pasen los minutos", declaró el fuengiroleño, que con el Málaga B empató a cero en Ipurúa en la campaña 04/05. Un 1-1 en la temporada anterior (Bosselli igualó in extremis el tanto de Juan) y un emocionante 3-3 en la 03/04 (Juanma, Rubén y Geijo) completan el historial de empates del filial en Eibar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios