El Málaga se ve sorprendido por el colista (1-1)

  • El Málaga no pudo contra un ordenado Polideportivo Ejido, que llegó como colista de la clasificación y que sorprendió en La Rosaleda, donde solamente habían logrado puntuar el Numancia, el Celta y el Granada 74.

Comentarios 1

En un principio la diferencia entre uno y otro equipo -el Málaga segundo, el Polideportivo Ejido último-, dejaba entrever un encuentro plácido para los malaguistas, pero no fue así, sobre todo en la primera parte.

El Málaga tuvo el balón, dominó, pero fue incapaz de trenzar una jugada con el rombo ideado por el técnico, Juan Ramón Muñiz, en el centro del campo, con Carpintero, Calleja e Hidalgo.

El Polideportivo Ejido, con una línea defensiva sin alardes y un centro del campo poblado, abortó todo tipo de creación. Prácticamente fue imposible tocar, como le gusta al Málaga, con tanta gente y sin espacios.

El equipo almeriense demostró el por qué de su sequía goleadora y el por qué ocupa la última posición. Casi no pasó del medio campo y los únicos balones que atajó o despejó el guardameta malaguista Iñaki Goitia fueron por jugadas de estrategia, lanzamientos de faltas o saques de esquina.

Muñiz quiso desatascar la inoperancia atacante de los suyos con dos cambios en la segunda parte. Quitó al defensa Rossato y al centrocampista luso Paulo Jorge y situó al delantero Peragón y al centrocampista Apoño.

En plena reestructuración del Málaga, en el minuto 47, el delantero Juli, cogió un balón en la banda izquierda y escorado, casi sin ángulo, lanzó un disparo que se coló en la portería de Goitia y que puso el sorprendente el 0-1.

El centrocampista Sandro tuvo que salir al rescate. Su salida al campo imprimió más visión, más velocidad y el público, muy enchufado, empezó a crear un clima de miedo hacia el rival.

Nueve minutos le duró la alegría al Polideportivo Ejido. Un centro por la derecha de Jesús Gámez y cabezazo impecable de Baha. Su gol número nueve, por encima de Salva Ballesta, ahora lesionado, y Antonio Hidalgo.

Esto espoleó al Málaga, que fue el dominador ante un rival que se defendió como pudo y en algunos momentos lo intentó a la contra sin excesivo resultado.

El conjunto blanquiazul jugó dentro del campo del Polideportivo prácticamente veinticinco minutos, pero los centros por la derecha y por la izquierda se estrellaron constantemente en la muralla del equipo ejidense.

Hidalgo, Apoño o Gámez pudieron desnivelar el marcador, pero sus lanzamientos se fueron fuera por poco o Bello Serans desbarató lo que olía a gol.

Al final 1-1 y pasó atrás del Málaga, que, con la victoria de la Real Sociedad, sigue segundo en la tabla peor se queda a cinco puntos del cuarto clasificado.

Ficha técnica:

1 - Málaga CF: Goitia; Gámez, Weligton, Hélder, Rossato (Apoño, m.46); Paulo Jorge (Peragón, m.46), Carpintero, Hidalgo, Calleja (Sandro, m.55); Eliseu y Baha.

1 - Polideportivo Ejido: Bello Serans; Cerra, Castells, Juan López, Marc Bernaus; Juli, Curro Vacas (Robles, m.57), Rodri, Usero; Moreno (Pedro Vega, m.59) y Toedtli (Molina, m.75).

Goles: 0-1, M.47: Juli. 1-1, M.56: Baha.

Árbitro: Hernández Hernández (Comité Canario). Mostró tarjeta amarilla a los malaguistas Hélder Rosario (m.46), Carpintero (m.66) y Weligton (m.87) y a los jugadores del Polideporitivo Ejido Curro Vacas (m.37), Cerra (m.49), Marc Bernaus (m.59) y Castells (m.71).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de Liga de Segunda División disputado en el estadio de La Rosaleda de Málaga ante unos veinte mil espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios