Messi recupera el gol de cara a las 'finales'

  • Tras un mes sin marcar, el argentino anotó por partida doble ante el Almería · Suma los mismos goles que la pasada campaña

Se hizo esperar, pero reapareció en el momento justo: el astro argentino Lionel Messi dejó atrás los problemas musculares que padecía y las sequías goleadoras y con un nuevo récord personal por delante, se prepara para liderar al Barcelona en la etapa crucial de la temporada, en la que todo se decide.

Messi anotó dos goles y concedió una asistencia en la victoria del sábado por 3-1 sobre el Almería, y volvió a dar señales de haber recuperado su forma.

"Leo ha estado muy bien, muy dinámico y muy profundo, más allá de los goles", valoró el entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, quien además afirmó que jugadores como el argentino "sólo se pueden ver una vez cada medio siglo".

La estrella del líder del campeonato no sólo le aseguró a su equipo una diferencia de ocho puntos respecto al escolta, el Real Madrid, a una semana del clásico liguero, sino que quedó ante las puertas de un nuevo récord en el club azulgrana. Messi ya suma 47 goles oficiales e igualó el máximo récord de tantos anotados por un jugador del Barcelona en una misma temporada.

Hasta el momento, el propio argentino ostentaba la marca de 47 goles junto al brasileño Ronaldo. Messi alcanzó la cifra durante la pasada temporada, mientras que el ahora ex futbolista lo hizo en la 1996/97.

Messi dispone de al menos nueve partidos más para poder establecer un nuevo récord en el club azulgrana.

La sequía goleadora del argentino durante el último mes jamás preocupó a Guardiola ni al resto de la plantilla del Barcelona. Y es que, según el técnico, Messi es un jugador completamente determinante al margen de su aporte en el marcador.

"Hubo tres partidos en los que Leo fue determinante y no marcó: el del Real Madrid, el del Espanyol y el del Shakhtar. Nos ayudó a hacernos con los puntos en liza en muchos sentidos", valoró Guardiola. La incidencia de Messi en la parcela ofensiva del Barcelona es elocuente: entre sus 47 goles y sus 23 asistencias, el argentino participó directamente en 70 de los 135 tantos convertidos por el club azulgrana en la temporada.

El Barcelona definirá su clasificación a las semifinales de la Champions League mañana en Ucrania ante el Shakhtar. Salvo una sorpresa, el equipo azulgrana confirmará un duelo doble contra el Real Madrid en el ámbito continental y afrontará un póquer de clásicos españoles en dos semanas y media.

Figura superlativa en los esquemas de la era Guardiola en cada clásico, Messi representa la ilusión más poderosa para la afición azulgrana y el mayor peligro para el equipo blanco, aún cuando todavía no pudo marcar goles ante conjuntos dirigidos por el portugués José Mourinho.

Con un Pedro recién recuperado de una pubalgia, un David Villa enemistado con el gol y un Bojan Krkic ausente hasta el final de temporada por lesión, la estrella argentina de 23 años tendrá que salir al rescate ofensivo de su equipo en las resoluciones de la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones.

A partir del sábado, el Barcelona iniciará el ciclo de finales de la temporada con el clásico liguero ante el Real Madrid. Mientras tanto, el propio Messi buscará nuevos galardones en su camino a la consagración como jugador leyenda en la historia del Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios