Muguruza desprende luz

  • La española agiganta su figura al acceder a las semifinales tras ganar a Bacsinszky y buscará un hueco en la final ante Agnieszka Radwanska

Garbiñe Muguruza, vigésima raqueta del mundo, se impuso en la pista número uno del All England Tennis Club a Timea Bacsinszky por 7-5 y 6-3, y avanzó a semifinales de Wimbledon, con lo que se convirtió en la primera española en lograr esa instancia desde que lo consiguiera Arantxa Sánchez Vicario hace 18 años.

La joven, de 21 años, sigue haciendo historia sobre la hierba londinense. Desde 1997, ninguna representante española alcanzaba esta gesta. Fue Sánchez-Vicario, finalista en 1995 y 1996, la última en colarse en las semifinales, donde se enfrentó a Jana Novotna, ante la que sucumbió por un contundente 6-4 y 6-2.

Garbiñe, que demostró un aplomo y una capacidad de adaptación propia de las más grandes, mantuvo su idilio con Wimbledon al avanzar a la siguiente ronda tras un duelo que duró una hora y 26 minutos.

24 horas después de su sonado triunfo ante Caroline Wozniacki, quinta favorita del cuadro, Muguruza volvió a saltar a la pista número uno del complejo londinense con la mente puesta en el pase. El competido primer set, que se fue hasta los 50 minutos, cayó del lado de la española después de que ésta lograra, en el duodécimo juego y con su primera bola de rotura, romper el servicio a la suiza para servir y llevarse la manga.

En el segundo set, con Garbiñe más cómoda y con toda la confianza que le dio el 7-5 inicial, logró dos roturas de servicio de las tres que dispuso para llevarse la segunda y definitiva manga por un cómodo 6-3.

En las semifinales, Garbiñe espera a Agnieszka Radwanska, decimotercera cabeza de serie, se quien se impuso a la estadounidense Madison Keys por 7-6 (3) y 6-3. La polaca, finalista de Wimbledon en 2012, empleó una hora y 55 minutos para deshacerse de la norteamericana en un choque en el que ésta se mostró muy errática con su golpe de derecha (40 errores no forzados por siete de la polaca). "Ha sido un partido muy duro, en el que el servicio fue clave. Estoy muy feliz de llegar a una nueva semifinal, donde no tengo nada que perder", aseguró una exultante Radwanska tras el partido.

En el otro lado del cuadro, Maria Sharapova se impuso a Coco Vandeweghe por 6-3, 6-7 (3) y 6-2, en dos horas y 45 minutos. La rusa tendrá una oponente durísima enfrente, la número uno del mundo. Serena Williams resistió la dura oposición que le planteó la bielorrusa Victoria Azarenka (3-6, 6-2 y 6-3, en dos horas y tres minutos), y completó las semifinales. La europea arrebató a Williams, ganadora de cinco Wimbledon, el primer set.

Sin embargo, Azarenka no puedo luego frenar el vendaval ofensivo de la menor de las Williams en las dos mangas siguientes. "Ha sido un partido muy divertido, con un gran ambiente. Ambas jugadoras lo hemos disfrutado mucho", explicó Serena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios