natación mundiales de budapest

Notable papel de Paula Ruiz

  • La nadadora malagueña finalizó la prueba de 10 kilómetros en 18ª posición

  • María de Valdés, también debutante, finalizó en el 30º lugar

Imagen de la nadadora malagueña Paula Ruiz en el Campeonato del Mundo Absoluto de Aguas Abiertas celebrado ayer en Budapest. Imagen de la nadadora malagueña Paula Ruiz en el Campeonato del Mundo Absoluto de Aguas Abiertas celebrado ayer en Budapest.

Imagen de la nadadora malagueña Paula Ruiz en el Campeonato del Mundo Absoluto de Aguas Abiertas celebrado ayer en Budapest. / efe

Notable imagen de Paula Ruiz en su primera participación en el Campeonato del Mundo Absoluto de Aguas Abiertas. La malagueña, tras un excepcional esfuerzo y plantando cara a las mejores durante un largo tramo de la carrera, finalizó los 10 kilómetros en 18ª posición con un tiempo de 2:02:07.00, muy cerca del oro olímpico de Río de Janeiro, Sharon van Rouwendaal (16ª). La francesa Aurélie Muller se proclamó campeona con un tiempo de 2:00:13.7 en las aguas del Lago Balatón. También dio una óptima imagen la fuengiroleña María de Valdés. Un poco más retrasada, pero la también debutante se cargó de experiencia al conseguir un 30º lugar.

Ruiz y De Valdés llegaban a Budapest tras semanas de entrenamiento y con muy buenas sensaciones, la primera tras los oros en el Campeonato de España de Bañolas y la Copa de Europa de Barcelona. En el Nacional, De Valdés también pisó podio.

El objetivo real de Ruiz es el próximo Campeonato de Europa junior

Ruiz sorprendía colocándose en tercera posición cuando las distancias entre las nadadoras comenzó a romperse, con De Valdés metida en el Top 15. Siempre timoneando una imponente Aurélie Muller, perseguida durante los dos primeros kilómetros por la alemana Maurer. Tras ésta, una osada Paula Ruiz. Hasta la primera media hora, la nadadora del Mairena de Aljarafe sevillano aguantó en esa tercera posición pese a los arreones de sus perseguidoras. Entre ellas, la holandesa Sharon van Rouwendaal, oro olímpico en Río, o la británica Huskisson. Pasada la media hora tiraron las grandes, apretando las tuercas a Paula.

El paso por la zona de alimentación para las nadadoras supuso un revés para la malagueña, que fue ahí cuando empezó a perder posiciones. La fondista acabó dentro de un pequeño grupo de entre cinco y seis nadadoras. Pese a la dureza de la prueba, la malagueña consiguió estabilizarse y acabar la carrera en una brillante decimoctava posición que ensalza su trayectoria en la modalidad en el último año, colocándose con tan sólo 18 años y siendo aún junior entre los 20 mejores del mundo. El miércoles competirá en los cinco kilómetros. María de Valdés acaba aquí su participación, también con buenas sensaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios