Samuel Castillejo Azuaga

"Pasamos de ganar en Los Molinos a hacerlo en el Camp Nou"

  • Es malagueño, parte de una generación que empieza a escribir su historia en Málaga y una de las revelaciones de la Liga "Donde más se nota el salto es fuera del campo, todo tiene mucha más repercusión", reconoce

 En un rinconcito de Huelin, Samu Castillejo atiende al teléfono. De fondo, suena en la tele el habitual programa de fútbol del mediodía. Devorador de un deporte que le apasiona, no le basta con protagonizar cada fin de semana uno de los resúmenes que posteriormente engulle pegado al televisor. En cuestión de meses, su vida ha dado un vuelco radical, que le está haciendo comprender que la élite del fútbol va más allá de lo que sucede en el terreno de juego. Su mañana de ayer, con la agenda echando humo, bien lo acredita. Tras acudir a una asociación infantil, donde hizo las delicias de los niños que, como él no hace mucho, sueñan con vestir de blanquiazul y jugar en La Rosaleda, tuvo un huequito para atender a Málaga Hoy. Eso sí, ya con el estómago lleno y la mente despejada.

-Vaya locura de temporada. Debut en Primera, asentado en el once titular y el equipo acariciando Europa...

-Si me lo dicen hace un año no me lo creo. Estoy disfrutando muchísimo de todo lo que está ocurriendo esta temporada.

-Personalmente, ¿se atreve a pedirle algo más a este año? Parece inmejorable para usted.

-Creo que pedir algo más sería egoísta. En mi primer año, poder tener todos los minutos que estoy teniendo. Ojalá pueda seguir contando con la confianza del míster y disfrutando de lo que más me gusta.

-Una de las grandes imágenes que dejó la victoria en el Camp Nou fue su abrazo con Juanpi tras el pitido final. Los dos han llegado juntos hasta aquí.

-Sí. Hace nada celebrábamos victorias en Los Molinos y ahora lo hacemos en el Camp Nou. Es verdad que siempre son tres puntos, pero está claro que vencer en un campo como el del Barcelona genera una sensación especial. Fue un abrazo emotivo, por todo lo que vivimos el año pasado y lo que estamos disfrutando este.

-¿Cómo lleva el cambio? El salto más brutal suele ser fuera del campo.

-Desde luego, esta mañana [la de ayer] ha sido un buen reflejo de ello. Todo se mira más con lupa y tiene más repercusión cualquier cosa que hagas. Es todo muy distinto. Dentro del campo, se nota que hay más profesionalismo, pero el fútbol sigue consistiendo en lo mismo.

-En el buen sentido, se le ve cada vez menos respeto a la categoría.

-No hay que tenerle respeto, es la única manera de sobrevivir aquí. Yo intento divertirme con lo que hago y disfrutar cada vez que salto al campo. Aunque ha sido muy importante sentir la confianza del entrenador y de mis compañeros para que todo fuera más sencillo al principio.

-Aunque en Tercera sí le vimos explotar mejor su faceta goleadora, ¿es lo que más le está costando?

-El año pasado marqué 17, y no es que resultara más sencillo. He aprendido que los goles son mucho más caros en Primera División. Pero ya conseguí marcar el primero y vendrán muchos más.

-Ha catado el césped de casi todos los campos, y la mayoría más de la cuenta. ¿Se pegan más patadas en Tercera o en Primera?

-Bueno, en Tercera no hay tantas cámaras [risas]. Es verdad que la categoría tiene fama de dura y se ve mucha intensidad. En Primera hay muchos ojos y la gente se corta un poco más. Van fuerte, pero nadie va con maldad a intentar hacer daño.

-Con 20 añitos recién cumplidos, ¿da algo de vértigo pensar en Europa?

-Vértigo ninguno. Pero nosotros en lo que pensamos es en lograr la permanencia. Ese es nuestro gran objetivo. A partir de ahí, todo lo que venga será bienvenido. Nosotros no vamos a bajar el pistón por el hecho de salvarnos, llegaremos hasta donde podamos.

-Asumiendo que el objetivo es otro, la situación es inmejorable.

-Está claro que tenemos 38 puntos y un buen colchón. Pero nadie nos ha regalado nada, todo lo conseguido ha sido con esfuerzo y trabajo. Estamos bien colocados, pero hay que seguir en buena línea hasta el final.

-Ahora reciben a un Getafe que llega sin entrenador y sin uno de sus mejores jugadores. ¿Momento idóneo?

-Es cierto que están viviendo situaciones que no son muy habituales en el mundo del fútbol, pero no creo que vaya a favorecernos. Al final, esos jugadores son igual de profesionales que nosotros y van a intentar ir a por la victoria. No será un partido fácil.

-Su excelente rendimiento en Primera le ha permitido seguir escalando en las categorías inferiores de la selección. En la primera llamada no pudo ser, pero parece que en marzo podrá debutar con la sub 21.

-Me quedé con la espinita la otra vez por culpa de una enfermedad, y espero seguir contando para el seleccionador. Tampoco le di demasiadas vueltas, hay muchas convocatorias.

-La pena es que España no se haya clasificado para los Juegos, el Europeo sub 21 o el Mundial sub 20...

-Bueno, egoístamente los jugadores siempre buscamos lo mejor para nosotros. Son competiciones bonitas que dejan una gran experiencia y que cualquier futbolista querría vivir. Ha sido una pena no estar, pero ya intentaremos nosotros meternos en el próximo Europeo (2017).

-Zurdo, espigado, rápido, eléctrico. Son algunas de las cualidades que le definen como futbolista. ¿Le recuerdan a alguien más?

-Bueno, es verdad que tengo algunas cosas de Di María, sobre todo el físico y la velocidad. Nos parecemos mucho y siempre lo he seguido, en el Real Madrid y ahora en el Manchester.

-El argentino es uno de los futbolistas que más kilómetros hace en sus equipos, y ahora resulta que usted también...

-Sí, ya han caído algunas bromas. Ahora las estadísticas lo miden todo y se ve que el otro día hice unos pocos kilómetros. Pero no me fijo en esas cosas. Intento darlo todo sobre el campo y espero poder seguir aumentando esa cifra en los próximos partidos.

-Isco, los Samus, Juanmi... la cantera malagueña está de moda.

-Siempre hemos tenido una cantera muy buena, y me alegra que ahora esté otra vez dando frutos. Isco es un jugadorazo y el Málaga nos ha dado la oportunidad a 5 o 6 jóvenes que hemos sabido adaptarnos bien a Primera.

-Como es un asiduo del filial, le voy a poner en el compromiso de apostar por algunos nombres para que la próxima temporada estén en el primer equipo. Difícil papeleta, siendo sus ex compañeros.

-Es complicado, pero creo que algunos ya han tenido oportunidades con nosotros. Ernesto, Pablo Fornals o Deco, por ejemplo.

-¿Cómo está viendo al filial este año, le ve con opciones de meterse en el play off?

-Están haciendo una buena temporada, tienen un buen bloque y un gran cuerpo técnico. Creo que tienen posibilidades de luchar por el ascenso. Esa es otra espinita que se nos quedó clavada el año pasado, y más de la forma tan rara en la que nos eliminaron.

-Y de su generación, ¿hay algún futbolista al que destaque?

-José Ángel Pozo. Otro malagueño que ahora está en el City. Es un delantero con mucho futuro.

-No sé si sabrá que podría tenerlo el año que viene como compañero en Málaga... Sería otro malagueño más para la causa.

-[Risas]. Algo he leído...

-Hay muchos jóvenes de su edad que crecieron con las aventuras de Campeones y ya comparan a los Samus con Oliver y Tom, la famosa pareja de oro de la serie. Otro mote más...

-Nos han puesto ya tantos. Los 'Samus', 'Zipi y Zape'... Lo cierto es que nos entendemos muy bien sobre el terreno de juego e intentamos hacer nuestro fútbol de la mejor forma posible, siempre en beneficio del equipo, que al final es lo que importa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios