El Pau recuerda los deberes

  • Un mal Unicaja, que sólo mostró detalles positivos en el segundo y último cuarto, sucumbe en la pista del conjunto francés (63-55) en un duelo en el que la recuperación de Freeland (10 puntos) fue reseñable

El séptimo partido de pretemporada retrató las carencias del Unicaja. Fue el Elan Bearnais francés quien las descubrió con mucha voluntad y dosis de arrojo. La derrota (63-55) deja el recordatorio de que hay deberes pendientes, a subsanar cuanto antes. El buen poso dejado en Puente Genil se tornó ayer en un mal augurio. La carga de trabajo es grande, cierto, pero se esperaba un mejor Unicaja en un duelo con aroma de Euroliga.

Joel Freeland (10 puntos y cuatro rebotes) fue el máximo anotador malagueño. Buena señal después del parón por la lesión en el hombro que le ha tenido un par de sesiones parado. Printezis fue el más valorado (12) gracias en gran parte a los 10 rebotes que capturó, una de las grandes lagunas que suele tener en su juego. McIntyre no tuvo un buen día en el tiro (2/8), algo que se hizo extensivo al resto del equipo (3/23 desde la línea de tres). Demasiado en contra si se añade la diferencia reboteadora (43, 15 de ataque, franceses por 30 de los visitantes). Aíto dispuso a sus 13 jugadores, incluido el joven Alex Abrines, y rotó bastante a sus jugadores, Carlos Jiménez fue el que más se empleó, durante 22 minutos. En el bando francés, el escolta Demetric Bennett fue el máximo realizador, con 22 puntos.

El Elan Bearnais ha cambiado en los últimos años. De hecho, ya al clásico Pau-Orthez (nombre de dos ciudades cuyos equipos se fusionaron para crear el club) se ha añadido Lacq, otra localidad de las proximidades, desde donde se divisan los Pirineos. Estuvo un año en la Ligue 2, la segunda división francesa, besó la lona después de haber ganado en el último cuarto de siglo cinco ligas, seis copas y una Korac al Estrella Roja.

Vuelve a la élite, con un equipo formado para intentar pelear por algo más que la permanencia y muy motivado en la presentación ante su afición, se asegura que la más entendida de Francia. Y salió fuerte el equipo local, marcando el territorio (17-12 en el primer cuarto) ante un Unicaja en el que Archibald llevaba el peso anotador (seis tantos en 10 minutos) dentro de una espesura generalizada. El escocés se quedó ahí. Aíto volvió a contar con él, Jiménez y McIntyre, a los que se había concedido descanso en el primer partido de la estadía, en Lérida.

El nivel del rival subía respecto al del equipo ilerdense, era obvio. Y tocaba remangarse para intentar gobernar el partido. El Unicaja empezó a hacerlo conforme pasaba el segundo cuarto con una defensa elevada varios niveles sobre la mostrada en el cuarto anterior. Un parcial de 2-9 permitió a los malagueños tomar por primera vez el liderato del partido poco antes del descanso (25-26). Encuentro de pocos puntos, pero el cuadro malagueño conseguía frenar el ataque del equipo francés, concediéndole sólo un punto por minuto en el segundo periodo. Traducido, los de Aíto mandaban al descanso (27-31).

Pero la caraja regresó tras el descanso. De nuevo, los errores de la primera mitad. Otra vez un colapso ofensivo que impidió ratificar la mejoría del segundo cuarto. Cuatro puntos en apenas ocho minutos era el escaso bagaje del equipo malagueño en el minuto ocho del periodo, siete al final del cuarto (41-38).

El Unicaja, en los últimos diez minutos del partido, volvió a mostrarse muy agresivo en defensa y rápidamente le dio la vuelta al marcador (43-44, minuto 33) gracias a puntos anotados en transiciones rápidas. Pero los locales no estaban dispuestos a dejar escapar el partido de presentación ante su afición y con un gran acierto lograron dar la vuelta al marcador y ponerse 53-44 tras un 10-0. El Unicaja reaccionó con dos triples consecutivos de Terrell McIntyre, que acercó a los malagueños a tan sólo tres puntos, aunque de nuevo el jugador del Pau-Laq-Orthez Bennett con acciones individuales hicieron que los locales dominaran el marcador que finalmente se cerró con 63-55.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios