Saben lo que es la Euroliga

  • Contrariamente a lo que sucedía la pasada campaña, todos los jugadores de la primera plantilla salvo Barrera han jugado en la máxima competición continental

La décima temporada consecutiva en la Euroliga del Unicaja comenzará el próximo 21 jueves en el Martín Carpena, ante un rival sin determinar que saldrá de la fase previa que comenzará 10 días después de que acabe el Mundial. Contrariamente a lo que sucedió la temporada pasada, no será una experiencia iniciática para una parte importante de la plantilla. Sólo Gustavo Barrera no sabe lo que es escuchar a pie de pista el Devotion. El resto, incluidos los canteranos Rafa Freire y Augusto Lima, han experimentado ambientes complicados, como el del Pireo o Vilnius, la tensión de una competición distinta. Los jugadores coinciden en que en la Euroliga el juego tiene matices distintos, se permiten contactos que no se toleran en la ACB y hay códigos diferentes.

Contrasta esta situación con la que existía la temporada pasada. De los jugadores que iniciaron la temporada, cuatro no habían competido nunca en un torneo europeo. Saúl Blanco, Taquan Dean, Guillem Rubio y Pooh Jeter (primer sustituto temporal del lesionado Joe Gomis) venían de equipos menores en los que los objetivos eran bastante diferentes y no se paseaban por Europa. Joel Freeland sí había jugado la Eurocopa en el Gran Canaria, pero debió subir un peldaño más en la escalera de su progresión con un nivel más de exigencia.

Los ya no debutantes que siguen de la temporada pasada (Freeland, Blanco y Rubio) conocen el terreno que pisarán. De los tres fichajes realizados ahora, Barrera jugó seis partidos de ULEB Cup, alternativa que le dio Aíto García Reneses, con el DKV Joventut en la temporada 2003/04. Seis años después, subirá el siguiente escalón. Los otros dos jugadores, Terrell McIntyre y Uros Tripkovic, sí tiene una muy sólida experiencia en la máxima competición continental, pueden hablar con propiedad. McIntyre ha sido elegido dos veces en el quinteto ideal de la competición y ha jugado una Final Four. Detenta un récord curioso. En la historia moderna de la Euroliga (desde 2000, cuando la escisión y la posterior fusión), es el jugador que más triples anota por partido jugado. 2.7 lanzamientos desde la línea de 6.25 metros (será desde octubre de 6.75) encuentran red. Hay que decir que también es el que más lanza de la historia por duelo (6.7). Cifras que dan idea del impacto que McIntyre ha tenido en la competición.

A su manera, Uros Tripkovic también puede dar lecciones de lo que es la Euroliga. Ha jugado 91 encuentros en la máxima competición. Con 16 años recién cumplidos, Vujosevic le hizo ponerse la camiseta del Partizan en un partido ante el Real Madrid de Imbroda. Fue un minuto sólo, pero fue el primer encuentro de muchísimos que han venido después, sólo con el paréntesis de la temporada pasada, con el paso por la Eurocopa con el DKV Joventut. Salvo en su última temporada en Belgrado, siempre rondando los 10 puntos demedia por partido.

En resumen, antes de la temporada 2009/10, la plantilla del Unicaja sumaba 441 partidos de Euroliga. Ahora, 567. Algunos más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios