Los Saints sorprenden y se llevan la Super Bowl (17-31)

  • La franquicia de Nueva Orleans se sobrepone a un mal inicio y gana a Indianápolis Colts, que partía como favoritos.

Comentarios 2

Nueva Orleans Saints entró en la historia del fútbol americano al adjudicarse la XLIV edición de la Super Bowl al dar la sorpresa e imponerse por 17-31 a los favoritos, los Indianápolis Colts de un Peyton Manning que no pudo llevar a los suyos hacia su cuarto trofeo.

Los Santos devolvieron la alegría y la ilusión a la ciudad de Nueva Orleans, devastada hace casi cinco años por el huracán Katrina, una catástrofe que dejó a la franquicia sin sede fija. Pero en Miami, donde su rival había jugado sus tres anteriores finales, con dos victorias, el campeón de la Conferencia Nacional halló una recompensa con la que olvidar en parte aquella desgracia. Para hacerlo tuvo que batir a una de las estrellas de la NFL, Peyton Manning, que estaba firmando una buena noche, rivalizando en buenas acciones con su homólogo Drew Brees, elegido MVP del partido, hasta que en el cuarto periodo y en busca de remontar a unos Saints embalados hacia el triunfo, vio como Tracy Porter interceptaba un pase y ponía el triunfo en bandeja de los de Sean Payton.

Hasta ese momento, Nueva Orleans había dado la cara tras un mal comienzo del que supo sobreponerse. Los Colts se pusieron con un marcador favorable de 10-0, pero en los siguientes 45 minutos sólo dejaron anotar a su rival siete puntos más. Los Saints se dejaron los nervios en el descanso y recuperaron su alegre juego para batir a los favoritos. Y eso que Manning empezó entonado y la defensa de Indianápolis supo frenar al mejor ataque de la Liga. Un field-goal puso los primeros puntos a favor de los Potros y un gran drive de 96 yardas, provocó el primer touch down de Pierre Garçon (10-0), después de un gran trabajo de Joseph Addai, el mejor de los suyos.

Brees, bien protegido por su defensa y de menos a más, no se tensionó por el nivel de la cita. Estuvo acertado, conectó bien con sus receptores, aunque sufrió el susto en forma de sack, provocado por Dwight Freeney, que finalmente, mermado físicamente, jugó y dejó al menos esta buena acción ofensiva que redujo el ataque de los Saints a un field-goal.

Nueva Orleans tuvo otra opción, pero la defensa rival le frenó a las puertas de la end zone, con ayuda incluida de un inoportuno resbalón de Mike Bell. Sin embargo, no permitió a Manning crear peligro y pudo apretar las cosas al descanso con un nuevo field-goal (10-6).

Los Saints ofrecen su mejor cara

En la reanudación y tras la mítica actuación de The Who, los de Sean Payton salieron con las ideas frescas. Primero, sorprendieron con un kick corto, que les permitió recuperar el balón con muchas yardas recorridas. Bress no desperdició esta jugada de riesgo y Pierre Thomas dio la vuelta al marcador con el primer touch down de los de Lousiana (10-13).

Como era de esperar, la respuesta de Manning no se hizo esperar. Conectó bien con su receptor Dallas Clarke, y luego Joseph Addai hizo el resto con una carrera que les devolvió la delantera en el electrónico (17-13), en la última jugada que anotaron los Colts.

A partir de ahí, nada les salió bien. Matt Stover no acertó con su field-goal después de que Nueva Orleans anotase el suyo (17-16), y dio aire a los campeones de la Conferencia Nacional, que se lanzaron sin miramientos a por la victoria. Jeremy Shockey anotó un nuevo touch down (17-22) y Payton, en otra decisión arriesgada, se la jugó con una conversión, certificada acrobáticamente por Lance Moore (17-24) y con suspense hasta que el video decidió.

El tiempo corría en contra de Indianápolis. Faltaban poco más de cinco minutos para el final y las miradas estaban puestas en Peyton Manning, pero esta vez el quarter back no tuvo suerte y su pase fue interceptado por Porter, que sentenció la Super Bowl. Los Colts lo intentaron y rozaron el touch down que habría dado emoción, pero Nueva Orleans resistió y llevó el júbilo a Bourbon

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios