Fútbol internacional

Un 'nueve' para Sampaoli

  • Los goles de Benedetto con Boca Juniors lo convierten en una opción fiable para la selección argentina

  • Hizo dos tantos contra Vélez Sarsfield

Benedetto Benedetto

Benedetto / Efe

Darío Benedetto ve que el balón se levanta a pocos centímetros de la línea de gol, entonces salta apoyado en su pie izquierdo y, en el aire, lo impacta con la suela de la bota derecha, casi a la altura del tacón, para enviarlo a la red.

Fue el segundo gol del 0-4 que Boca le marcó a Vélez Sarsfield como visitante en la cuarta jornada de la Superliga argentina, que lo tiene en la cima de las posiciones.

Benedetto, de 27 años, lleva 31 goles en 36 partidos disputados en Boca, equipo al que llegó en junio de 2016 desde el poderoso América de México a cambio de seis millones de dólares. De ese total, un millón lo aporto él mismo, fanático desde niño del equipo xeneize.

A los 12 años, mientras jugaba un torneo infantil, Benedetto vio que a un costado de la cancha su madre sufría un infarto. La mujer no llegó con vida al hospital. Él dejó el fútbol y también los estudios para trabajar con su padre como ayudante de albañil.

Recién a los 17 retomó en forma profesional la actividad futbolística. En 2008 debutó en Arsenal de Sarandí, donde anotó 14 goles en 60 partidos, y tras un breve paso por Defensa y Justicia y Gimnasia de Jujuy, ambos en la segunda división, llegó al fútbol mexicano: primero a Tijuana (23 goles en 50 partidos) y luego al poderoso América (26 tantos en 61 encuentros).

Y tras un comienzo con algunas críticas, Benedetto se convirtió en una pieza clave de Boca. Su eficacia y variantes a la hora de definir le permitieron ser el goleador del pasado torneo (21 goles en 24 partidos) y al equipo alcanzar el título local.

Por sus actuaciones, el entrenador del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, lo convocó al conjunto albiceleste en la última doble jornada de las eliminatorias sudamericanas. Benedetto saltó a la cancha en el segundo tiempo del empate 1-1 ante Venezuela en sustitución de Dybala, figura de la Juventus.

Sampaoli vio este sábado en el estadio la acrobacia de Benedetto para marcar el segundo gol frente a Vélez. Argentina afrontará las últimas dos oportunidades de clasificarse para el Mundial de Rusia 2018 en los próximos partidos ante Perú (5 de octubre en Buenos Aires) y Ecuador (10 de octubre en Quito).

La falta de gol del equipo de Messi coloca a Benedetto como una de las cartas más importantes de cara a 180 minutos decisivos para Argentina, quinta en las posiciones de las eliminatorias y en zona de repesca.

Para la afición de Boca, Benedetto es, de algún modo, la reencarnación de Martín Palermo, el goleador histórico del equipo (236 tantos) y que entre 2001 y 2004 jugó en Villarreal, Betis y Alavés. "Es goleador como Martín. Son jugadores que tienen una posibilidad y la convierten. Ojalá que siga así y que incluso pueda mejorar", declaró el entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, que conformó hace más de una década la pareja de ataque con Palermo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios