Sergio Sánchez decide

  • Sus peticiones económicas, que le colocarían entre los mejores pagados, están por encima de lo que el Málaga asegura que le puede dar La oferta del club es más ajustada a la actual realidad

El asunto Sergio Sánchez ha entrado en una nueva etapa. Al fin se habla sobre términos tangibles. El encuentro del pasado martes entre el director general, Vicente Casado; el director deportivo, Mario Husillos, y el agente del futbolista, Pepe Mesas, ofrece un nuevo escenario: el club ya sabe los emolumentos que quiere cobrar el defensa y éste ya conoce la frontera, económica y temporal, de la entidad. Dada la rotundidad con la que se ha plantado la entidad de Martiricos, todo parece abocado a la decisión que tome el futbolista.

En la cita bipartita, Mesas comunicó el deseo de que su representado esté en la cima salarial del club. Su contrato corresponde a la época galáctica de Pellegrini y, aunque en su momento no era de las más altas, actualmente está posicionada entre las primeras del vestuario por la salida de muchos futbolistas que estaban en escalones superiores al suyo. Comoquiera que Sergio Sánchez se dispondría a firmar uno de sus últimos contratos como profesional, sus peticiones vendrían a convertirle en uno de los mejores pagados del plantel, si no es que más. En cuanto al Málaga, los dirigentes expusieron al representante su idea de renovarle por considerarle un futbolista importante, aunque con otras condiciones económicas más ajustadas a la actual situación financiera pero con un contrato largo con el que garantizarse una buena suma.

En el Málaga hay prisa por que tome una determinación. No quieren arriesgarse esperando hasta última hora para, en caso de respuesta negativa, acudir al mercado a por un sustituto en malas condiciones. Aun así, ayer Husillos y Sergio Sánchez tuvieron una charla en el estadio de atletismo para intercambiar opiniones de manera más directa. La predisposición de ambas partes para llegar a un acuerdo sigue estando ahí, las posturas han tomado un mejor cariz que con la guerra fría de hace unos días, aunque el marco económico de ambas partes todavía sigue siendo lejano. Los últimos acontecimientos parecen dejar la pelota en el tejado de Sergio Sánchez. Eso sí, la relación entre futbolista y club continúa siendo buena y, tanto si el zaguero renueva como si no, no habrá traumas por ninguna de las partes para afrontar con profesionalidad lo que resta de temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios