El Sevilla vuelve a la senda del triunfo

El Sevilla volvió a la senda del triunfo después de golear al Córdoba (3-0), que ya acumula cuatro derrotas consecutivas con las que se mantiene en los puestos de descenso.

Fue un partido para recuperar sensaciones entre dos equipos que se dieron cita en el Sánchez-Pizjuán después de encadenar varias jornadas sin ganar. Ello había supuesto que los locales fuesen desbancados de la cuarta plaza por el Valencia, al tiempo que los visitantes perpetuasen su estancia en la zona de peligro.

Avisó el entrenador cordobesista, Miroslav Djukic, de que ante el Sevilla deberían preocuparse de estar muy concentrados en las labores defensivas. Y así se vio desde el arranque del choque. El Córdoba cedió el terreno a los de Unai Emery en un intento por sorprender al contragolpe con la velocidad y el remate de su hombre más adelantado, Ghilas.

Por su parte, el Sevilla quiso madurar el encuentro con muchos toques en el centro del campo y la idea de que la conexión de Reyes, quien volvía tras un mes lesionado, con Banega y el delantero Bacca diera sus frutos. La banda derecha, con Reyes y el desdoble de Aleix Vidal desde atrás, fue el principal recurso del Sevilla para hacer daño, aunque la falta de precisión en el último pase se hizo constante.

El monólogo hispalense fue tan claro como poco efectivo y en esa disposición el Córdoba se encontró a gusto conforme pasaban los minutos e incluso se atrevió a acercarse a la meta de Sergio Rico. Tuvo que ser una jugada a balón parado, en un saque de esquina, la que aprovecharon los de Emery para lograr su objetivo con un certero cabezazo de Krychowiak. Sin tiempo para que los visitantes reaccionasen, el Sevilla volvió a ver puerta al borde de la conclusión de la primera mitad, tras un preciso pase en largo de Pareja, un magnífico control de Vitolo y un remate de Bacca.

En la segunda parte, Djukic dio entrada a Bebé y Ekeng para explotar el ataque de su equipo, pero fue el central Carriço quien estuvo cerca de poner el 3-0, aunque su remate de cabeza se estrelló en el larguero.

Los problemas del Córdoba se acrecentaron cuando Ekeng, tras sólo nueve minutos sobre el terreno, fue expulsado por roja directa tras una fuerte entrada a Vitolo. En el 73, el Sevilla también se quedó con diez al ver Krychowiak la roja directa después de cometer una falta sobre Khrin. Eso no evitó que los locales marcasen el tercero por mediación de Ibarra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios