"Siempre fuimos vendedores, pero este año lo hicimos bien"

  • El capitán malaguista trató todos los temas de actualidad y confía en "superarse"

Tras las semanas convulsas que se vivió en el Málaga, pudieron escucharse las sensaciones de la entidad por boca de Vicente Casado, pero hasta ayer no se conoció la opinión de la plantilla. Weligton, capitán y portavoz del grupo, fue el encargado de comparecer ante los medios en el primer día de trabajo. El brasileño se mostró optimista con la temporada, pidió tiempo para valorar la plantilla y defendió las ventas realizadas.

"Que siga Javi Gracia es bueno, porque mantenemos la línea de trabajo y es más fácil adaptarse. Ojalá tengamos los mismos éxitos. Debemos intentar hacer una buena temporada, una temporada tranquila, el año pasado hablamos de permanencia y tuvimos la oportunidad de luchar por la UEFA…", dejó caer el brasileño, que no se cortó a la hora de hablar sobre las ventas que se han producido este verano. "El Málaga ha sido siempre un club vendedor. Me acuerdo de que la temporada pasada dije que no había que regalar jugadores, si no venderlos. Y este año lo hicimos bien. Ojalá los niños puedan seguir creciendo, el Villarreal es un equipo que les va bien y les puede servir como trampolín a un club más grande", destacó.

El capitán también hizo referencia a los problemas existentes entre la propiedad y la afición. "Lo que pasó con el enfado de la afición con las declaraciones de los propietarios y luego las ventas 24 horas después. Ese fue el punto clave del enfado de la afición. Todos sabemos que había que vender a algún jugador, pero nosotros tenemos que estar al margen de esto. La gente quiere una respuesta del jeque. Llegará en su momento, hablará y dará la cara. Pueden tener razón de estar enfadados en su momento, pero cuando empiece la Liga estará el estadio lleno y entre todos podremos disfrutar de una gran temporada", afirmó.

Cuestionado por las primeras palabras de Husillos y Gracia, Weligton no desveló mucho. "Mario y el míster hablaron cada uno un poquito. Han dado la bienvenida a la gente nueva, hablaron un poco de lo que se piensa de cara a la próxima temporada. No hay mucho que cambiar. Los que vienen de fuera a adaptarse a nosotros, el vestuario es uno de los mejores que he tenido. Lo tendrán muy fácil", añadió el central, que tiene muy claro lo que espera de sí mismo esta campaña. "Quiero superarme un año más. Con 36 años espero no lesionarme y poder competir con mis compañeros por un puesto. Quiero jugar y disfrutar lo máximo".

Sobre el nivel de la plantilla no quiso extenderse demasiado y pidió tiempo para empezar a valorar. Tiene que llegar gente y no descarta alguna salida. Es pronto aún para el brasileño. "No se puede hablar, quedan días por delante. Habrá movidas de fichajes. Yo intentaré defender mi puesto. Si viene gente nueva que sea para sumar y para ayudar", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios