Svindal gana el supergigante y hace historia en el esquí noruego

  • Tras su plata en la prueba reina, vence por tercera vez en esta especialidad en unos Juegos Olímpicos

El noruego Aksel Lund Svindal, medallista de plata en el descenso, se convirtió en campeón olímpico de supergigante al ganar con claridad la prueba disputada en Whistler, con lo que se unió a Kjetil Andre Aamodt y Lasse Kjus en la historia del esquí noruego. Svindal cubrió la pista Dave Murray, de 2.076 metros, con salida a 1.440 y un desnivel de 615, en un tiempo ganador de un minuto, 30 segundos y 34 centésimas, 72 menos que el estadounidense Bode Miller, que fue plata y capturó su segunda medalla, después del bronce logrado en la prueba reina.

Svindal ya es campeón olímpico, cinco días después de ganar plata en la prueba reina. En el historial de la disciplina sucede a Aamodt, único en ganar tres veces la misma carrera -ésta- en unos Juegos. Y junto a éste y a Kjus, integra desde ayer la trimurti del esquí alpino noruego. Los tres han ganado la Copa del Mundo (Kjus y Svindal, dos veces). Aamodt es, además del más laureado del olimpismo (con 4 oros, 2 platas y 2 bronces), el mayor coleccionista de medallas (5 títulos mundiales, 4 platas y 3 bronces). Y Kjus le sigue con 17: seis en Juegos (1-3-5) y once en mundiales (tres oros y ocho platas).

Andrew Weibrecht protagonizó la gran sorpresa de la prueba al finalizar en tercera posición, después de salir con el dorsal 3 y marcar la primera referencia buena (1:30.65), que acabó siendo canjeable por el bronce.

En Whistler compitieron dos españoles: el catalán Ferrán Terra esquió muy bien la parte alta y bajó en 1:32,75, lo que le colocó entre los 30 primeros. El vasco Paul de la Cuesta (1:34.03) mejoró en el súper su clasificación en el descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios