Todorovic doma sus caballos

  • El jugador del Unicaja será rival mañana con el Bilbao, donde se ha ganado los minutos de Sito Alonso Los técnicos que tuvo en la cantera cajista rememoran su evolución desde que llegó

En el baloncesto no se estila lo que en fútbol se denomina cláusula del cagazo. Los jugadores cedidos por un club no tienen obstáculos para jugar ante el equipo que detenta sus derechos. Es por ello que Dejan Todorovic estará mañana enfrente del Unicaja con el Bilbao, con su dorsal 20 a la espalda. 20 años tiene el bosnio que jugará por Serbia, reclutado por el Unicaja en su segundo año junior después de que estuviera un mes a prueba en el anterior. Se piensa en él como jugador del primer equipo a corto plazo, otro cantar será elaborar su nuevo contrato. Su progresión en Bilbao está siendo satisfactoria, con quizá más protagonismo en forma de minutos de lo que se esperaba.

Mrkonjic Grad es la cuna de Dejan Todorovic. Una pequeña ciudad de menos de 20.000 habitantes en el centro de Bosnia, al pie de los Balcanes, con la montaña al fondo. Los habitantes tiene fama de ser bastante fuertes hasta llegar a la rudeza. Cuando aterrizó por Málaga, de Todorovic sorprendía su potencia sin control, su desbordante energía, dentro y fuera de la pista. Hoy es un jugador importante en la rotación del Bilbao Basket, promedia en los últimos meses casi 20 minutos por partido. Aunque sus números no son impactantes (4.4 puntos, 1.5 rebotes y 0.6 asistencias para 3.6 de valoración), la importancia en los esquemas del cuarto clasificado de la competición le da bastante realce a su campaña, sobre todo por lo que ha sido capaz de progresar defensivamente.

Francis Tomé, que dirigió durante dos temporadas en el Clínicas Rincón al escolta, recordaba que las piernas las tenía. "Lo vi jugar en el partido que perdió el Barcelona en Bilbao. A veces le decíamos para picarle, 'oye, el Hezonja ese dicen que es mejor que tú'. Recuerdo verle en ese partido y salió a comérselo. Y lo hizo. Era, por su carácter, muy sencillo motivarle, diciéndole que el de enfrente era mejor. El año pasado en LEB defendió siempre al mejor exterior del rival", dice el hasta hace pocas semanas técnico del Clínicas Rincón: "Él no ha dejado de ser un asesino, lo lleva en los genes, de los que mete el triple importante, un ganador. Pero ahora ha comprendido mejor el juego, uno de sus principales problemas, y sabe que tiene que defender. Después sigue sin tener miedo a nadie, compite con el máximo respeto, pero sin miedo".

Manolo Trujillo, ahora coordinador de cantera en el Novaschool, fue el primer entrenador de Todorovic en el equipo junior del Unicaja. "Ha conseguido canalizar toda la energía física que tiene y que le hace ser especial. Es muy rápido, fuerte, muy potente. Cuando llegó eso ya lo tenía, pero sin ningún control. El año pasado ya en la LEB consiguió brillar en eso que era especial, con su buen tiro y su físico excepcional, las condiciones las tiene para ser un gran jugador", recuerda Trujillo, que vio aparecer a Todorovic junto a Ognjen Kuzmic, ahora en la NBA: "Llegó a probar durante un mes y el club decidió que se quedara. Brillaba por su físico, pero no conocía el juego y su actitud era difícil. No de voluntad, porque le podías tener cuatro horas trabajando e irse después a hacer tiro, era incansable. Entrenaba con el LEB y con el junior esporádicamente y aparecía para los partidos importantes. Le costaba mucho competir, se perdía en guerras internas suyas, con el árbitro, con que no le salían las cosas... Hasta el año pasado no ha rendido como su potencial merecía. Y ahora verle en la ACB con minutos en el cuarto equipo de la Liga da alegría".

Tomé vaticina que "el techo de Dejan está lejos, tiene que progresar y madurar aún. Tiene 20 años y va a jugar a más nivel de lo que está haciendo. Va a ser un jugador muy importante", dice el técnico malagueño, que cree que ya aprendió la lección cara al encuentro de mañana después de jugar en el Carpena hace un mes: "Él vino a Málaga y quiso demostrar más cosas y tomar más protagonismo del que le tocaba. Y aquí lo conocemos perfectamente, no tenía por qué, pero es su carácter agresivo. Seguro que saldrá muy picado mañana. Ya tiene esa experiencia, pero espero, por el bien del Unicaja, que no sea capaz de controlarlo tampoco esta vez".

Fuera de la pista, Trujillo recuerda que "es un buen niño, cariñoso, para nada subido, es agradable. Cuando se van los entrenadores serbios que trajo Kosta Jankov para la cantera lo pasa mal. Es un tío que es un encanto, igual que lo era Kuzmic. Tiene claro que quiere vivir de esto. El problema que queríamos que solucionara era ése, no irse de la cabeza con el árbitro. El año pasado tuvo partidos en que dominó en LEB Oro", relata.

"El año pasado en Oro fue más constante y dominante tras pasarlo peor en Plata. Hasta que se lesionó era el máximo anotador de la competición. Fue importante por lo que hizo en defensa, contra los mejores de la LEB. Aclimatarse a un equipo profesional le habrá costado un poco de tiempo, pero ha sido capaz mejorará. Como con Pepe Pozas y Alberto Díaz mantengo contacto continuo con él y sé que está cada día mejor", remata Tomé. Todorovic domó sus caballos. Y mañana está enfrente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios