Un año para enmarcar que ni "soñaba"

La derrota en la final de la Copa de Maestros ante Novak Djokovic no empaña una de las temporadas más brillantes de Rafael Nadal, que cierra como número uno del mundo el año en el que reapareció tras siete meses sin competir.

Por el camino, el balear ha conquistado su octavo Roland Garros, su segundo Abierto de Estados Unidos y otros ocho torneos, un resultado que, según admite, no se habría atrevido a soñar cuando hace justo 12 meses veía por televisión la Copa de Maestros. El 28 de junio de 2012 el checo Lukas Rosol echó de la segunda ronda de Wimbledon a Nadal, dos veces campeón del torneo. Hasta 221 días después no volvió a disputar un encuentro. Fue en el torneo chileno de Viña del Mar. El mallorquín pasó como un vendaval de la quinta posición en el ranking que ostentaba en enero a la primera, que recuperó el 7 de octubre desbancando al serbio, número uno en 2011 y 2012, de la cúspide.

Y eso que Djokovic no ha vuelta ha perder un solo partido desde que claudicó ante Nadal en la final del Abierto de Estados Unidos, y acumula desde entonces 23 victorias consecutivas.

Con menos seguridad en sí mismo ha terminado el año el suizo Roger Federer, si bien en el último tramo del curso ha logrado remontar algo el vuelo. El tenista que más Grand Slam acumula en la historia (17), sólo ha logrado levantar un torneo este año (Halle), y cayó ante Nadal en las semifinales de la Copa de Maestros, un campeonato que ha ganado seis veces.

A pesar de que a sus 32 años su carrera parece haber entrado en cierto declive (es séptimo de la ATP, su peor posición al término de una temporada), Federer todavía no piensa en la retirada, sino en volver a hacer un buen papel en 2014. Por delante de Federer, sólo un paso por detrás de Djokovic, está David Ferrer, que este año, en la madurez de su carrera, alcanzó la final en París y las semifinales de Nueva York. Su éxito en los últimos torneos del año obligó a Ferrer, tercero del ranking, a disputar más partidos consecutivos que ningún otro tenista en este último tramo del curso y en la Copa de Maestros sus piernas dejaron de responderle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios