Habrá cerca de un millar de seguidores en las gradas

  • Aunque el derbi fue declarado de alto riesgo, los presidentes han proclamado concordia

El color blanquiazul no faltará esta tarde en las gradas del Ramón Sánchez Pizjuán. Las 850 entradas facilitadas por la entidad de Nervión se tendrán que sumar a todos aquellos aficionados que tienen previsto desplazarse de forma individual para presenciar el encuentro. En total, se prevé la cercanía al millar de seguidores para asistir al derbi.

Por ello y como viene siendo costumbre, el partido fue declarado de alto riesgo por el Comité Antiviolencia -así pasó también con el enfrentamiento ante el Sevilla Atlético de la pasada temporada-. Habrá especial vigilancia para los aficionados del Málaga que se desplazarán en autobús. Su ubicación será, como suele suceder en Sevilla, lo que se correspondería con la esquina superior de Preferencia y Fondo en La Rosaleda. Asimismo, tanto en la entrada al campo como en la salida habrá una protección especial. Más difícil de controlar será la seguridad de aquellos que hayan adquirido la entrada por su cuenta y decidan desperdigarse por el estadio.

No obstante, en la línea que vienen mostrando en los últimos tiempos, ambos presidente, José María Del Nido y Fernando Sanz, hicieron un llamamiento a la concordia a lo largo de la semana para que se eviten tristes escenas del pasado y fueron los primeros en dar ejemplo pese a la máxima rivalidad con la que se vive este encuentro en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios