El club da de alta a Malick Fall en vez de a Abrines

  • Permitirá que el joven balear siga jugando con el Clínicas y no tener que cambiarle el contrato

Tras la marcha de Saúl Blanco, el Unicaja debía inscribir a un cuarto jugador de formación en la ACB para cumplir con los cupos y acompañar a Garbajosa, Berni y Sinanovic. Han sido dos días de debate intenso en el club para ver qué era lo mejor para la entidad y los jugadores. Finalmente, se ha decidido que sea el senegalés con pasaporte español El Hadji Malick Fall quien ocupe esa cuarta plaza.

El proceso lógico parecía dar de alta a Álex Abrines. El mallorquín lleva un par de meses integrado plenamente en la dinámica del primer equipo. Sólo juega con el Clínicas cuando se lo permite el programa del Unicaja. Pero ello implicaba dos problemas. Que no pudiera jugar con el filial mientras estuviera dado de alta. Y también había que cambiar el contrato que tenía en la actualidad, aunque ese ascenso al primer equipo estaba ya contemplado en el anterior vínculo, por el que percibiría cantidades superiores. Además, no se gastan cambios de ficha para hipotéticas contingencias para el futuro.

El caso es que Abrines seguirá en su estatus actual, como la duodécima ficha, la de jugador vinculado. En los dos últimos partidos, en Sevilla y ante el Bilbao, no ha jugado ningún segundo, pero Chus Mateo tiene plena confianza en él y estima que a cortísimo plazo será importante en la rotación, quizá incluso este mismo año.

Así que había que buscar otro cupo entre la cantera a la espera de que Augusto Lima obtenga el DNI. En ese momento, el brasileño ascenderá al primer equipo a tiempo completo como esa cuarta ficha de jugador de formación. Mientras tanto, puede recuperar ritmo con el Clínicas (en Granada completó un buen partido, 13 puntos y 10 rebotes) y ayudar al equipo en la Euroliga, donde no hay cortapisas.

Y, tras valorar opciones, el Unicaja decidió ayer que sería Malick Fall quien ocupara la plaza. El pívot senegalés, de 2.11 metros y 19 años, llegó con 15 años a Los Guindos. Tiene el pasaporte español y, de hecho, estuvo en la preselección para el pasado Europeo sub 20, pero la plaza de nacionalizado fue, obviamente, para Mirotic. Malick, que el año pasado militó cedido durante varios meses en Guadalajara, promedia 4.1 puntos y 3.7 rebotes en 15 minutos con el Clínicas. Mientras esté inscrito en la ACB no podrá jugar con la Adecco Oro. Teóricamente ayudará al primer equipo en los entrenamientos, queda a elección de Chus Mateo emplearle o no. Donde antes estaba Saúl, ahora Malick Fall. Un efectivo menos a la espera de que llegue el DNI de Augusto Lima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios