Una dinámica peligrosa

  • El Palo cae derrotado por sexta jornada consecutiva pero se mantiene fuera de los puestos de descenso Los de Rafa Muñoz pagaron muy caro un nuevo error defensivo

Seis derrotas consecutivas es ya motivo suficiente para preocuparse en las oficinas de San Ignacio. El Palo lleva semanas sin responder, y aunque el descenso sigue a tiro de un partido, las sensaciones que empieza a ofrecer el equipo son preocupantes. La falta de gol está minando mucho, mientras que los errores puntuales en defensa están condenando en exceso a los de Rafa Muñoz. Ayer, otra vez un despiste permitió a los locales adelantarse en el marcador. Willy no perdonó y una vez más tocó remar contracorriente. Fue entonces cuando El Palo remó y remó, pero se mostró incapaz de ver portería, evidenciando esa falta de gol que le está privando de sacar más rédito de las ocasiones que genera.

Los locales saltaron al campo con mayor intensidad que su rival y esa superioridad quedó patente en los primeros minutos de partido. Pasado el cuarto de hora, un robo de Bezares acabó con una sensacional vaselina de Willy que significó el 1-0. Los paleños intentaban jugar el balón desde atrás y la presión extremeña encontró su premio a las primeras de cambio. El mazazo dejó tocado a los malagueños, que no amenazaron la portería rival hasta los últimos diez minutos de la primera parte. En ese tramo merecieron el empate y lo rozaron en varias acciones de Gerrit que no encontraron rematador.

Esa mejoría se vio frenada por el descanso. Y es que en la segunda mitad, El Palo fue borrado del campo. Apenas inquietó la portería rival mientras Pagola mantenía a los suyos en el encuentro. Los de Rafa Muñoz no estuvieron cómodos en ningún momento y fueron incapaces de quitarle el balón a un Arroyo crecido por las circunstancias. El dominio local encontró su justo premio en el descuento, cuando Bezares consiguió el 2-0 desde la frontal. Con este triunfo, superan en la tabla a los malagueños, que siguen fuera del descenso.

0 puntos de 9 para terminar la peor semana desde que los paleños lograran el ascenso. Y sexta derrota seguida. Y el domingo llega el Melilla. No se concibe prolongar la racha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios