Los cuatro fantásticos

  • Contador, Nibali, Froome y Quintana sobresalen en los focos como aspirantes al triunfo, con los dos hispanos como referencias, aunque sin obviar a otros como Valverde o Purito

Cuatro nombres centran las miradas en el Tour, cuatro sueños por el maillot amarillo representados por Alberto Contador, la ambición del doblete; Vincenzo Nibali, la regularidad; Chris Froome, la arrancada mortífera, y Nairo Quintana, joven y enorme escalador. Una ronda con sólo 14 kilómetros contrarreloj y seis finales en alto, con muros y pavés en la primera semana y grandes puertos en los Pirineos y los Alpes, con emoción hasta las puertas de París, ya que el último sábado aguarda la leyenda del Alpe d'Huez.

Son ingredientes que ilusionan a los candidatos, aunque favorecen a unos más que a otros. El poco protagonismo del reloj perjudica a Froome, el exceso de montaña a Nibali, pero Contador y Quintana se frotan las manos ante las grandes etapas pirenaicas y alpinas. Cada uno de ellos tiene motivos para encontrar pros y contras.

El italiano defiende el título de 2014. A sus 30 años, se encuentra ya en el club de seis corredores que han ganado las tres grandes. Es un ciclista de regularidad y a priori tiene a su favor una etapa de pavés similar a la que le permitió lucirse y sacar 2.15 minutos a Contador. Sobre los adoquines empezó el despegue. Sin embargo, no se verá favorecido por las etapas con llegada en duras cotas porque no es explosivo. En la gran montaña luchará con los especialistas, a quienes supera en los descensos por su habilidad y valentía. Cuenta con un potente equipo a su servicio. El Tiburón no quiere saber nada de presión. "Estoy al nivel que en 2014 y he trabajado para ganar, no me obsesiona", asegura.

Contador, el más veterano con 32 años, lo tiene claro: el objetivo es sumar el doblete Giro-Tour como si se tratase de una sola victoria. Tiene a favor la experiencia, el recorrido y la moral de la maglia rosa. Pero el de Pinto teme más "a la respuesta física que a los propios rivales". De los candidatos es el que llega con más kilómetros en las piernas y días de competición: 44. Su terreno son las subidas finales, si bien es capaz de atacar de lejos en situaciones desesperadas, cono en famosa etapa de Fuente Dé en la Vuelta 2012.

Al frente del Tinkoff contará con cinco hombres que han estado en el Giro con él, y apuesta por la veteranía de Ivan Basso o Michael Rogers. En la montaña, el polaco Rafal Majka puede ser de vital importancia.

Froome, también en los 30 años, es el principal perjudicado por el recorrido con menos crono desde años inmemoriales. Desde su irrupción en la carrera como favorito, el peor puesto de Froome en una contrarreloj del Tour ha sido el segundo. Su reto es recuperar la corona de 2013 y para ello se ha entregado al entrenamiento en altura y ha competido 27 días. Su triunfo en la Dauphine lo ha reforzado y cuenta con un equipo excelente, con Richie Porte incluido.

El único que no sabe lo que es ganar el Tour es el colombiano Nairo Quintana, el más joven con 25 años. Calidad, juventud y ya con la experiencia de un segundo puesto en 2013, con reinado de la montaña y un triunfo de etapa y un Giro en 2014. El sueño de Naironman es llegar de amarillo a París. Ganador de la Tirreno-Adriático este año, ha competido 36 días. Sus dotes de escalador, ambición e inteligencia en carrera le permiten soñar con razón.

Será un Tour igualado con muchas estrellas en acción y no faltará una segunda batería de candidatos, también numerosa, que incluye a Alejandro Valverde y Purito Rodríguez. Junto al dúo español aspiran al Top 5 los franceses Jean Peraud y Pinot, ambos en el podio 2014, o el estadounidense Van Garderen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios