Los jugadores del Levante dan un ultimátum al club

  • La plantilla azulgrana anuncia "medidas duras" si la entidad no les abona los salarios que les debe

Los jugadores del primer y segundo equipo del Levante comparecieron ante los medios de comunicación para hacer pública su preocupación por la mala situación económica del club, sus problemas personales derivados de la misma y advertir que de no solucionarse en una semana se tomarán medidas de fuerza.

Tras el entrenamiento de ayer, el capitán del equipo, Iñaki Descarga, leyó un comunicado en representación de sus compañeros en el que se anunció "cualquier tipo de medidas" para reclamar lo que consideran "legítimamente suyo". "Hemos luchado con la máxima entrega y dignidad. Esperamos una solución satisfactoria antes del encuentro contra el Osasuna. Confiamos en la buena fe del consejo, pero si no llega una solución actuaremos con toda nuestra fuerza y con cualquier medida para reclamar lo que es legítimamente nuestro", según recoge el comunicado.

En este mismo sentido se exponen "situaciones familiares extremas, tales como embargos de viviendas, ventas de vehículos para poder subsistir, asunción de intereses por descuentos de pagarés y cuentas personales embargadas y en números rojos".

Según los jugadores, el club les adeuda entre el 60 y 80 por ciento del contrato de la temporada pasada, aproximadamente el 85 por ciento de lo trabajado hasta hoy en la presente campaña, el cien por cien de las cantidades en concepto de alquileres y 200.000 euros netos en primas. "Hemos estado callados hasta ahora, pero la situación es insostenible", aseguran, y recuerdan al Ayuntamiento de Valencia en referencia a la recalificación del suelo del estadio. "Se prometió hace tres meses que el Ayuntamiento firmaría un protocolo para la recalificación, y que se tardaría aproximadamente un mes. De eso dependen muchas familias", añaden.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios