Una liposucción

  • Con las salidas de Saúl Blanco, Tripkovic y Paulao, el Unicaja se ahorra medio millón de euros · La tendencia es que el presupuesto continúe estancado o bajando, pero las hipotecas van menguando

Comentarios 1

A mitad de temporada, el Unicaja se ha hecho una liposucción. Jugadores que no casaban en el presente ni en el futuro en los planes del club se han ido o se van en breve. El resultado es que la entidad se ahorrará casi medio millón de euros con las resoluciones de contrato de Saúl Blanco, Uros Tripkovic y Paulao Prestes. Sólo la desvinculación del primero se ha hecho oficial, pero las otras dos están acordadas. No hay ni siquiera flecos, sólo quedan tiempos legales para que se ejecuten ambas.

La política del Unicaja desde la llegada de los nuevos miembros del Consejo de Administración, encabezado por Eduardo García, ha sido la de optimizar gastos. La coyuntura económica es la que es, la Caja está inmersa en varios procesos paralelos de reajuste, aunque su solvencia está probada, entre las tres mejores entidades de España en ese aspecto. Lo que sobra se quita, de ahí esa limpieza que se está haciendo.

En estas tres negociaciones se ha hablado mucho, pero parece que la táctica de desgaste elegida surte efecto. Saúl Blanco, como ya se publicó ayer, había llegado a un acuerdo para la rescisión que se rubricó ayer por la mañana. Acto seguido, como acordó, firmó por el Baloncesto Fuenlabrada, que fue de donde vino. En torno a los 200.000 euros se ha ahorrado el Unicaja en esta desvinculación. Pesaba la amortización del fichaje acometido desde 2009, que aún estaba vigente. Pero el equipo madrileño asume casi la totalidad de lo que debía percibir de aquí a final de temporada el asturiano.

Con Tripkovic, la firma de la desvinculación debería llegar hoy o mañana, pero está todo acordado desde los últimos días de 2011. El jugador ya contempló el partido ante el Bilbao desde la grada donde habitualmente se colocan los familiares de los jugadores en el Palacio, en vez de colocarse al lado del banquillo, como lo hacía hasta el anterior encuentro.

Tripkovic pasará la semana que viene por el quirófano para solucionar los problemas de cadera, en una operación similar a la que se sometió Maciej Lampe, el polaco fichaje estrella del Caja Laboral, a finales del verano. Volverá este mes a jugar, entre tres y cinco meses es el periodo de baja estimado. Tripkovic se operará en Marbella y realizará la rehabilitación en Málaga, supervisado por los servicios médicos del Unicaja. Era parte del acuerdo. El jugador renuncia a un pellizco de la ficha que debía percibir a cambio de recibir esa atención por parte del personal. La relación es cordial, de hecho Uros Tripkovic sigue pasándose por los entrenamientos y se le ve departir con frecuencia con excompañeros y técnicos, que estiman que en otras condiciones podría haber sido un jugador muy importante en este equipo. En esta operación van en torno a los 100.000 euros de ahorro.

Por último, está el caso de Paulao Prestes. En este caso, el seguro suscrito por Brasil asumía su sueldo mientras durara su lesión de rodilla, que se produjo en la preparación para el Preolímpico americano. Es cuestión de días que se rubrique el acuerdo con Paulao, que ya se entrena en solitario a buen ritmo en las pistas del Palacio. Tiene alguna proposición de ACB y de algún equipo extranjero. Entre el ahorro por el seguro y el acuerdo rescisorio, el Unicaja se ahorra otra cantidad de seis cifras. En resumen, casi medio millón de euros menos fruto de la liposucción.

El club no sabe aún la cantidad de la que dispondrá para elaborar el presupuesto de la próxima temporada. La tendencia es que se estanque o se reduzca algo. Pero siempre viene bien esta liberación de gastos para acometer el futuro. Se quitan cargas también de McIntyre y Printezis. Aunque el presupuesto baje, paradójicamente, puede haber más dinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios