Racing | málaga · la previa

La mejor forma de iniciar 2008 (¿o no?)

  • Gallito El Málaga busca la clasificación para los octavos ante uno de los equipos revelación de la Liga Alineación Muñiz volverá a recurrir para la cita copera a la 'unidad b'

Comentarios 0

El Málaga comienza esta noche en el Sardinero un nuevo año futbolístico bajo el paraguas de la Copa del Rey, una competición, que como Muñiz ya ha denunciado en algunas ocasiones, favorece a los equipos más poderosos del fútbol nacional con su actual formato. Pero en el diccionario del técnico asturiano no hay sitio ni para la relajación ni las excusas. Con el recuerdo tan cercano de la noche más mágica del año, según algunos, comparece el Málaga en Santander. En sus alforjas porta el 0-0 cosechado en La Rosaleda en un encuentro en el que la falta de puntería le privó de lograr un resultado más positivo.

Para la cita de esta noche, Muñiz volverá a nominar a la unidad b del equipo como actores principales de un encuentro en el que el Málaga, no lo olviden, se juega mucho. Tanto en lo deportivo como en lo económico. Porque pasar a los octavos de final de la Copa del Rey casi garantiza que en el siguiente cruce se mida a un conjunto de primer nivel que aseguraría una gran taquilla para las debilitadas arcas blanquiazules (y si no que se lo pregunten a Muñiz y a las dificultades que está encontrando para reforzar la plantilla en el mercado de fichajes invernal). En lo deportivo, un triunfo le daría más valor a la teoría del asturiano que dicta que en esta plantilla no hay ni titulares ni suplentes. Hasta el momento el gijonés le ha extraído un rendimiento excepcional a un bloque pétreo que ha ofrecido muy pocas fisuras tanto en la Liga como en la Copa del Rey.

El partido ante el Racing se presenta como una magnífica oportunidad para volver a calibrar el nivel real de la unidad b del equipo, aquella que ya salió airosa de los enfrentamientos ante el Celta y el Tenerife. Enfrente tendrá a un rival que despidió 2007 con una contundente derrota ante el Sevilla (4-1), pero que de la mano de Marcelino ha logrado auparse a la zona noble de la clasificación. Y es que el Racing vive los momentos más dulces de su historia moderna. Su salto de calidad coincide con el cambio de propietarios al frente de la entidad. Su presidente, Francisco Pernía (hombre muy conocido en Cantabria por su paso por la política regional) llegó a reconocer que sus conocimientos del fútbol eran muy limitados y le dio el mando a Marcelino, figura que emerge por encima de todas en el Sardinero. El también técnico asturiano sabe que un empate con goles le daría la clasificación al Málaga, por lo que, a priori, planteará un encuentro abierto y en el que el Málaga deberá esperar su oportunidad. Una victoria sería la mejor forma de empezar un año en el que las metas del Málaga pasan por el ascenso. Pero eso será en junio, hoy toca la magia de la Copa del Rey.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios