Un metal 11 meses después de rozar la muerte

El snowboarder canadiense Mark McMorris se colgó el bronce en el slopestyle de los Juegos apenas 11 meses después de estrellarse contra un árbol y romperse 17 huesos. McMorris, que también fue bronce en Sochi dos semanas después de fracturarse una costilla, estuvo cerca de morir, ya que se le colapsó un pulmón. Además, se rompió un brazo en el accidente que sufrió en marzo en la estación canadiense de Whistler. "No pienso mucho en lo que me sucedió, pero muchas veces tengo que pellizcarme por sentirme tan bien en la tabla. Hace ocho meses no habría pensado que podría volver a este nivel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios