La misma gente de siempre pese a los altos precios

En medio del primer cuarto del Estudiantes-Joventut, en el fondo de seguidores malagueños se oye una atronadora ovación. Irrumpen los jugadores del Unicaja para visitar a sus familiares y allí contemplan el partido con placidez, con la tranquilidad del deber cumplido. Con más atención diseccionaban el partido Aíto junto a Quim Costa y Ángel Sánchez-Cañete. Una preparación exprés de encuentro, con menos de 24 horas de margen.

La polémica por el alto precio de las entradas no ha evitado que el Palacio de los Deportes de Madrid presente un aspecto similar al de otras ediciones. Rara vez se ve un lleno en un encuentro de Copa del Rey. Ocho aficiones distintas de equipos que, evidentemente, no juegan a la vez. Sí actuaron las aficiones del Gran Canaria y el Unicaja. Sorprendió positivamente la respuesta de la hinchada malagueña. Por número y por calidad. Muy activa, ocupaba casi medio fondo. Allí, detrás de la canasta donde Pau Gasol erró aquel tiro a tabla que le hubiera dado a España el primer Campeonato de Europa de la historia. Cánticos, gritos y el verde y el morado como colores predominantes. En la diagonal del otro fondo, la animosa afición amarilla, color exclusivo del Gran Canaria, que siempre resulta llamativo. Detrás de la tribuna de prensa un peculiar personaje canario, capaz de insultar en serbio a Rakocevic y en castellano a los jugadores de su propio equipo. "Es una forma de motivarles, así reaccionan", argumentaba para justificarse.

A finales del segundo cuarto, del MMT-DKV los jugadores regresaron al hotel para cenar a una hora prudencial antes del reposo del guerrero. Cabezas continuó con su terapia intensiva para su lesión muscular. Una de las razones para que no se alineara ningún minuto ayer es que la lesión que padece aconseja no parar la actividad para que no se enfríe la zona afectada, porque el riesgo de rotura aumentaría. Nadie emite un juicio definitivo, sólo que hoy se ejercitará con sus compañeros a las 11:30 en el entrenamiento previo al duelo. Mientras, Cabezas vio el partido al lado de Alfonso Sánchez, apoyando como dos aficionados más.

Lo de esta mañana será algo más que la sesión de tiro habitual. Algunos ajustes tácticos en función del rival, aunque en la filosofía de Aíto hay prevalencia de lo propio sobre lo ajeno. Hoy, entre las 10:00 y las 14:00, está abierto el plazo para inscribir jugadores, en una medida pionera esta temporada. Pero el Unicaja no la utilizará con Cortaberría, al que no hará desplazarse hasta Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios