Balonmano l Liga Asobal

El momento más "brutal" para el Antequera

  • El equipo ha alcanzado su mejor nivel desde que llegó a la Liga Asobal l La mejora del ataque, clave para ganar a los grandes

Comentarios 0

La palabra que más repite estos días Antonio Carlos Ortega es "brutal". Brutal es el nivel defensivo de su equipo. Brutal es la efectividad de sus lanzadores. Brutales son las actuaciones de los dos porteros. Y brutal es la primera vuelta que está culminando el Balonmano Antequera, que quiere poner la puntilla sacando algo positivo mañana en Granollers, lo que le clasificaría para la próxima edición de la Copa del Rey de Zaragoza.

El técnico malagueño se encuentra en su mejor momento desde que llegó a los banquillos hace ya tres temporadas. Ha conseguido conformar una plantilla larga y equilibrada, a la que ha transmitido la confianza necesaria para que cada uno aporte en positivo, sea cual sea su puesto o los minutos de los que disfrutan.

Los ejemplos de ello son varios. El propio Xavi Pérez lo demostró ante el CAI Aragón. El portero ha pasado de ser titular el año pasado a prácticamente no levantarse del banquillo, pero tanto ante el equipo zaragozano como en Valladolid, ha cuajado dos actuaciones espectaculares. Lo que, unido al gran momento de forma que vive su compañero Jorge Martínez, han hecho que la portería sea una de las bases fundamentales de este Antequera. También Juanan y Kogovsek, que han conseguido la titularidad a costa de Alexis y Nacho Vico, han sabido ganarse su hueco a base de trabajo y, dando lo máximo que tienen, han permitido a su equipo sumar puntos clave con los que ahora rozan la Copa del Rey.

Ortega también ha sabido grabar en la mente de sus jugadores la importancia de la defensa. El nivel que demuestra el equipo en esa parcela les ha permitido ser una de las mejores defensas de la competición. Sobre todo, debido a la solidez defensiva en el centro de Zoran Lubej, el auténtico pilar para detener los ataques rivales. Pero la madurez del joven Danimir Curkovic, la agresividad de Ostarcevic, la rotundidez de Obradovic y la inteligencia de Juanan y Kogovsek -muy dados a robar balones- han conformado un muro imbatible.

En ataque el equipo se ha soltado. La plantilla ya no vive, como el año pasado o a principios de esta temporada, rodeada de nervios y presiones. Sus resultados les han permitido disfrutar de los partidos, jugar sin prisas, eliminar las imprecisiones. Y, por fin, superar la barrera de 30 goles, como ha pasado en los dos últimos partidos, lo que ha servido para derrotar a dos equipos de la parte alta de la clasificación. Claro, que a ello ha ayudado sobre todo la llegada de García Vega, auténtico motor del equipo en ataque. Él ha conseguido que Jahns sea más efectivo, que Obradovic sume siempre, que Ohm ya golee y que los pivotes -Lubej y Bustos- sean un recurso más de ataque. "Nos falta madurar más, pero está saliendo todo y hay que aprovechar el momento", asegura Ortega. Mañana, en Granollers, es el momento de ratificar la histórica situación de los verdiblancos.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios