Balonmano lLiga Asobal

Las odiseas en el Antequera no cesan

  • Pejovic no vuelve, Radulovic, desaparecido, y Espigol y Bustos se pueden ir hoy · La subvención del Ayuntamiento no llega aún

Comentarios 1

La situación del Balonmano Antequera se torna a peor cada día que pasa. Algo complicado, pero real. La odisea vivida por el equipo la pasada semana, con viaje de ida y vuelta a Zaragoza por carretera en el mismo día, y el partido de liga por medio, tiene aunque en otros aspectos una reedición para esta semana. La misma empezó el pasado domingo, cuando Pejovic comunicó al club por vía telefónica que no volvía y que le concedieran la baja ante los impagos. Una situación similar vive a día de hoy Radulovic, quien está en paradero desconocido. El jugador serbio había tenido problemas de visado y no pudo regresar de su país. Ahora, que se han resuelto y desde el club se le remitió toda la documentación pertinente, sigue sin hacer acto de presencia. Sólo se sabe que está intentando encontrar un nuevo destino.

Sin contar con los dos jugadores balcánicos, Antonio Ortiz dispone a día de hoy de 11 jugadores en el primer equipo (incluyendo al filial Alejandro Marcelo, que tiene ficha del segundo equipo). Una cifra que puede verse mermada durante estos días. Sin ir más lejos, Paco Bustos y Gerard Espigol comunicaron al club que hoy aceptarían la oferta del Pozoblanco con la que cuentan si continuaban sin cobrar (la última nómina abonada data del mes de octubre pasado). Mientras, el representante de Mijatovic sigue buscando equipo al cancerbero. Algo similar ocurre con Diego Moyano, tras frustrarse su negociación con el Mecalia Novás.

Poniéndose en el peor de los casos, Ortiz se quedaría con seis jugadores de la primera plantilla para recibir el sábado al Amaya Sport San Antonio. Un club que ya vivió la temporada pasada la huelga del conjunto malagueño, que jugó con seis hombres todo el partido ante los navarros y que acabó con un marcador de 16-38.

Otro de los problemas que se presentan para el cuadro antequerano, con el que habitualmente se entrenan también los jugadores del segundo equipo Mario Ruiz y el meta Sotelo, está a la hora de dar de alta a los jugadores no profesionales para que el equipo pueda realizar una convocatoria digna para el partido del sábado. El cupo adicional que permite la competición es el de cinco jugadores. Con el riesgo evidente de las salidas de Moyano o Mijatovic, hay que tener cuidado a la hora de dar este tipo de altas, pues podría darse el caso incluso de presentarse sin porteros, por poner un ejemplo, ya que el club no está en situación de hacer nuevos contratos profesionales.

Ante este panorama, sin embargo, la situación económica de la entidad, con una deuda superior al medio millón de euros, tampoco encuentra visos de solución. Las ayudas anunciadas hace unas semanas de 25.000 euros por la Diputación de Málaga, y posteriormente el incremento en 28.000 de su patrocinio por parte de la Junta de Andalucía, se antojan como los únicos ingresos que puede tener el club en un plazo más o menos inmediato. El alcalde de la localidad, Manolo Barón, confirmó ayer vía Twitter que los 90.000 euros de subvención que aporta el consistorio antequerano a la entidad no van a llegar esta semana. "La impugnación de los presupuestos del Ayuntamiento de Antequera por parte del PSOE hace que no podamos ingresar la subvención al Balonmano Antequera", decía en su cuenta de la citada red social.

Una aportación que desde el club se esperaba para hoy y que encima crea una controversia a la hora de interpretarla, pues la estiman como que serían 90.000 euros a ingresar, mientras otras fuentes consultadas por este periódico indican que iría destinada a cancelar el crédito que concedió Unicaja al presentar el documento de la aceptación. Ya también adelantados a modo de crédito están los 52.000 euros de subvención inicial del Gobierno Andaluz, con lo que en cuanto la Junta se los abone, deberían ir también a cancelar ese préstamo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios