¿Cómo parar el huracán Rudy?

  • Jiménez, Cabezas y Berni, sus compañeros en la selección, analizan el excelso estado de forma de la estrella del DKV y explican cómo intentar menguar su enorme aportación anotadora

En su cuarto de siglo de vida, jamás ha contemplado la ACB un esplendor tan grande del jugador nacional, un dominio en los números y en la cancha que quizá no existió ni en la época en la que sólo había dos extranjeros. La propia Liga promociona en su web que hay tres candidatos al MVP de la temporada: Marc Gasol, Felipe Reyes y Rudy Fernández, que ya se llevó los de la Copa y la ULEB. Mañana aterriza en Málaga para desplegar sus artes el domingo en las tablas del Carpena. Aquí se le vio anotar hace año y medio una canasta imposible tras un vuelo sin motor en un partido de Euroliga que se fue para Badalona.

Tres jugadores del Unicaja, Jiménez, Cabezas y Berni, comparten con Rudy el estatus de campeones del mundo. Le conocen bien, cada verano, esperan que este también, comparten experiencias. Han vivido su espectacular progresión, pero ellos también alucinan con el nivel que está ofreciendo el jugador mallorquín. "Está en un plan muy determinante, rebosante de confianza, en un momento en el que casi todas las decisiones que toma le salen bien. Hay que aprovechar el momento lo máximo posible. Francamente, le veo complicado mantener ese nivel", dice Carlos Jiménez, que coincide con él en la selección desde 2004, cuando los Juegos de Atenas: "Era muy jovencillo por entonces, pero cada vez ha adquirido más confianza y toma más decisiones acertadas. Ha tenido una evolución personal y deportiva muy grande y tiene un horizonte muy largo por delante".

Carlos Cabezas comparte elogios: "Es muy completo. Destacaría sobre todo la regularidad, ese paso adelante que ha dado, la forma de echarse el equipo a la espalda. Seguramente sea el MVP de la Liga y transmite mucha seguridad, sobre todo tirando de tres. Es extraordinario y determinante. Cada año ha ido mejorando. Otras temporadas ha tenido algunas lesiones que le daban algo más de irregularidad, pero este año está teniendo continuidad. Después de ganar la Copa y la ULEB rebosa confianza. Por lo que está demostrando, seguro que no tendrá problemas en hacer carrera en la NBA".

Uno de los que tendrá que lidiar directamente con él será Berni Rodríguez. "Está increíble, sobre todo a nivel de anotación. Sabíamos que era un talento ofensivo, pero está metiendo en grandes cantidades y con unos porcentajes de dos y, sobre todo de tres, espectaculares", dice el capitán del Unicaja, que habla sobre cómo se puede teóricamente parar al escolta mallorquín, algo harto complicado: "Frenar totalmente a este tipo de jugadores con tanto repertorio es casi imposible. Puede tirar de tres, penetrar y cada vez sabe leer mejor el juego. Es esa clase de jugador que te va a anotar mucho por mucho que hagas. La cuestión es bajar sus porcentajes. Que aunque meta 15 ó 20 puntos, que falle y sea perjudicial para su equipo aunque anote mucho. Después, hay que negarle la línea de pase, que no reciba. Y también contamos con que somos varios y deberemos intentar en cada momento ir desgastándolo". En esa idea de colectividad inciden Jiménez y Cabezas. "Es muy completo y será cuestión de un trabajo de equipo frenarle. Pero tendremos bastante trabajo", dice el madrileño. "Es complicado pararle, claro. Se trata de que reciba lo menos posible la pelota y jugar físico con él. Tenemos a varios jugadores, sobre todo Berni y Jiri [Welsch] que pueden hacer un gran trabajo con él", remata el base.

Sobre todo a raíz del último partido en Madrid se ha debatido sobre la supuesta teatralidad del DKV, ejemplificada en Rudy. Cabezas y Berni dan su opinión: "Es su manera de jugar, con mucho desparpajo y saben utilizarlo bien. Simulan muy bien la falta, también son jugadores respetados porque se lo ganan en la pista… Es un factor que tenemos que saber tener manejar durante el partido", afirma Cabezas. Berni recalca esa idea: "Bueno, en general todo el Joventut tiende a exagerar este tipo de contactos. Escuché a Aíto que Rudy tiene poco peso y cuando choca lo mandan lejos. Aunque a veces es excesivo, es verdad. Se trata de defender fuerte y cuando sales de bloqueo enseñar los brazos. El resto es misión de los árbitros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios