Sin perdón para Weligton

  • El Comité de Apelación de la RFEF mantiene el partido de sanción y el club solicitará hoy la cautelar al CEDD

Comentarios 1

No hubo perdón. El Comité de Apelación de la Federación Española de Fútbol (FEF) desestimó ayer el recurso presentado por los servicios jurídicos del Málaga y confirmó la suspensión por un partido que el de Competición impuso a Weligton por su expulsión en el estadio de Los Pajaritos. Pese a ello, el Málaga solicitará hoy la suspensión cautelar al de Disciplina Deportiva, que esta tarde deberá comunicar si deja sin efecto temporalmente el castigo al central brasileño.

A pesar de lo que en un primer momento se podía intuir por el acta que Iglesias Villanueva redactó al final del encuentro -y en el que en ningún momento habla de agresión y sí de una acción de juego peligroso-, en el seno malaguista aumenta el pesimismo conforme pasan las horas. El hecho de que las imágenes sean tan espectaculares es un contratiempo para los intereses del Málaga, que, no obstante, aún confían en que el central pueda jugar el domingo ante el Sporting.

Esta temporada existe un precedente favorable a Weligton cuando el jugador vio ante el Cádiz su quinta tarjeta amarilla de la temporada. En aquella ocasión, el club también recurrió y finalmente obtuvo el perdón.

Su importancia en el equipo radica en el hecho de que es por detrás de Goitia el jugador del Málaga que más minutos ha disputado esta Liga (2.700). El brasileño sólo se ha perdido este año los partidos ante el Tenerife (por lesión) y el Córdoba (por sanción). En aquellas dos ocasiones su sustituto fue Jesule, también central zurdo. Sin embargo, ante el Las Palmas y por la sanción de Helder, Muñiz optó por alinear en el once titular a Silva, algo que no hacía desde el encuentro ante el Nàstic de Tarragona.

Por ello, el canterano podría tener este domingo una nueva oportunidad tras su gran actuación en el Insular. Silva destacó ayer la complejidad del encuentro ante el Sporting de Gijón: "Es un partido en el que nos jugamos muchísimo. Ganando sería un gran paso hacia el ascenso. Esta semana es diferente. Se está notando que todo el mundo se está moviendo y por la calle te dicen que hay que ganar este domingo. Es una final, pero no la última", dijo el 5 del Málaga.

El futbolista apeló a su afición como elemento desequilibrante en el choque. "El Sporting es un equipo que viene fuerte, pero si en casa somos 25.000 lo van a tener muy difícil. Saldremos muchísimo más motivados y eso nos va a ayudar. Es de los partidos más bonitos en una temporada porque hay un ambiente especial. Se acerca lo bueno y la gente se debe volcar con el equipo", destacó el canterano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios