Sin resaca copera

  • El Meridiano se sobrepone al palo de la eliminación con una convincente victoria ante el Torrelavega (33-26)

Después de una semana vertiginosa, con nada menos que tres encuentros en siete días, el triunfo y la serenidad han retornado al Meridiano Antequera. La dura derrota en Copa del Rey no tuvo efectos negativos en el equipo verde y, a pesar del agotamiento, la plantilla respondió con profesionalidad ganando ampliamente al BM. Torrelavega (33-26).

Una victoria balsámica, cómoda, de la que sacar cosas positivas, sustentada en una buena predisposición defensiva, salidas a la contra y en el enorme acierto de Villamarín en la portería. Con Rubiales enfermo, Izquierdo dio entrada a Luis Castro, que debutaba así en partido de liga. El entrenador reservó de inicio a Bertos y tiró de López para la primera línea así como de Mikel Redondo para diversas acciones ofensivas. En el pivote alternó con Lorasque y se mostró contundente en ambas áreas.

A base de defensa y contragolpes de toda natulareza, el conjunto antequerano colocó en el electrónico un 8-3 en el ecuador del primer período que llevó al preparador visitante a pedir tiempo muerto. Tras las indicaciones, el rival reaccionó tímidamente (10-5) entre el desacierto ofensivo andaluz y los errores de siete metros, que Villamarín enmendó antes del descanso con grandes paradas (14-7).

Tras la reanudación la ventaja siguió en aumento (20-13 min. 38) con un extraordinario Villamarín en puerta. Ni los tiempos muertos casi consecutivos del técnico visitante, ni la estrategia defensiva, con un sistema cuatro dos sobre Río y Díaz que lo que único que hizo fue dejar más espacio para el uno contra uno de Alexis, amedrentó a los locales, que aprovechó el tiempo restante para jugar a placer y dar minutos a los menos habituales.

Subidón de autoestima para los pupilos de Eduardo Izquierdo, que permanecen en la zona media de la tabla, consolidando la permanencia en la categoría, como se pretendía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios