Sin secretos en los banquilllos

  • Chus Mateo fue segundo de Luis Guil en Fuenlabrada · Jesús Lázaro, ayudante de Guil, es un histórico del Unicaja y entrenó con Paco Aurioles en el Clínicas

Chus Mateo fue ayudante de Luis Guil en Fuenlabrada. El ayudante de Luis Guil en el UCAM Murcia es Jesús Lázaro, que fue ayudante de Paco Aurioles, ahora ayudante de Chus Mateo en el Unicaja, en el Clínicas Rincón. No es un trabalenguas, pero no hay secretos en los banquillos. Los caminos del primer y segundo entrenador del Unicaja y del UCAM Murcia están entrelazados en el pasado. La relación continúa en el presente y hoy se ven las caras en el parqué del Martín Carpena.

La relación se prolonga años atrás, en algún caso a décadas. Jesús Lázaro jugaba en el Caja de Ronda y Paco Aurioles en el Mayoral Maristas. Años después, Aurioles era parte del cuerpo técnico de Sergio Scariolo, como Chus Mateo y Ángel Sánchez-Cañete, que reclutó a Jesús Lázaro como jugador para paliar la baja de Pepe Sánchez y reactivar el vestuario de un equipo campeón de Copa apenas dos meses más tarde. Lázaro jugó después unos meses en el Clínicas Rincón. En la campaña 2007/08 fue ayudante de Paco Aurioles en el entonces equipo axárquico y en la siguiente campaña se hizo cargo del equipo junior, con el que fue campeón de España en Vitoria en 2009. Ahí estaban Augusto Lima, Malick Fall, Pepe Pozas, Tuti Sabonis o Miguel Lorenzo, que juegan en el Clínicas o en el Unicaja. Rafa Freire también jugaba puntualmente en ese equipo aunque el asunto del papeleo para su nacionalización le impidió jugar en la fase final. Lázaro fue segundo de Curro Segura en el Xacobeo y después de Luis Guil, con el que consiguió el ascenso a la ACB la pasada campaña.

Guil, curiosamente, fue campeón de Europa con la selección española sub 18 el pasado verano. El MVP, recuerden, fue Álex Abrines, que se lesionó ayer en la última sesión fuerte antes del partido y no podrá medirse al hombre que guió a un talentoso grupo al oro. Chus Mateo fue segundo técnico de Guil en Fuenlabrada. De hecho, asumió durante un mes la dirección del equipo madrileño después de que fuera destituido el técnico sevillano. Hizo de puente hasta la llegada de Salva Maldonado.

En fin, un curioso cruce de caminos en los banquillos. Pocos secretos habrá, todos se conocen, aunque siempre queda hueco para alguna sorpresa. El abrazo, al menos, está garantizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios