La segunda oportunidad

  • Cortaberria, probable relevo de Gabriel, jugó ocho partidos con el Unicaja en 2002

Aíto García Reneses sopesa las distintas opciones con las que apuntalar la plantilla después de la plaga de lesiones duraderas malagueñas (Alfonso, Berni, Germán) que ha asolado al Unicaja. Aún hay una rendija abierta para un refuerzo nacional que se ponga a tiro, pero hasta mañana a las 20:00 hay tiempo para hacer cambios en la ACB y no se tomará una deteminación definitiva.

Todo apunta a que se utilizará el Clínicas Rincón Axarquía. Y que el hombre elegido será Jon Cortaberria, aunque en la recámara sigue estando Ale Navajas o la posibilidad de subir conjuntamente a Faverani junto a otro jugador vinculado. Esta opción plantea más problemas burocráticos. "Lo que nos han ofrecido no mejora lo que hay en el Clínicas Rincón. Y también fue ese el motivo de apostar por un equipo filial, el poder tirar de él en caso de lesiones. No buscamos a un jugador titular, sino a un hombre de rotación que complete la plantilla. Y creemos que esa función la pueden realizar los chavales del Clínicas. No obstante, seguimos abiertos a cualquier opción, hasta el viernes -por mañana- hay tiempo", decía ayer el presidente cajista, Francisco de Paula Molina, que admitía que la opción Cortaberria es la que más posibilidades tiene.

A sus 26 años, el alero donostiarra, que se entrena desde el martes con el primer equipo junto a Faverani y Paulao, puede estar ante su segunda oportunidad en el primer equipo del Unicaja, aunque fuera con un contrato temporal de dos o tres meses. Fichado por el club malagueño del Proyecto Siglo XXI acabada su etapa de junior, llegó a jugar ocho encuentros con el primer equipo (siete de ACB y uno de Euroliga) en la etapa de Boza Maljkovic, en la temporada 2000/01. Fue subcampeón de Europa sub 20 en una generación en la que también estaban jugadores ahora consolidados en la ACB como Fran Vázquez, Miralles, Miso, Rafa Martínez o Triguero antes de emprender un peregrinaje por la LEB (Gijón, Huelva, La Palma y Tenerife) y reencontrarse consigo mismo el año pasado en LEB Plata en el Clínicas. "Jugador básico, el capitán. Enseña el camino a los jóvenes con su profesionalidad, su seriedad, su saber estar cada minuto, tanto dentro como fuera de la pista, en cada entrenamiento. En el juego tiene una grandísima inteligencia y la pone al servicio del equipo". Así le definía Paco Aurioles, técnico del Clínicas, antes del inicio de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios