El técnico desquicia a Luis Enrique por segunda vez

  • El Málaga acabará la Liga sin encajar ni un gol del Barça y sumando cuatro de seis puntos posibles

Durante 180 minutos repartidos durante dos partidos, Javi Gracia le dio un baño táctico tras otro a Luis Enrique. El balance entre estos técnicos coetáneos, que ya en activo se vieron las caras sobre los terrenos de juego, resulta abrumadoramente a favor de Gracia. Lo destacable es que poco tienen que ver los recursos de los que dispone uno y otro. Mientras el asturiano tiene a su disposición una colección de estrellas, Gracia dirige un equipo que se caracteriza por la juventud, la solidaridad y la disciplina más que por la calidad. Aun así, tanto en el encuentro de la primera vuelta como el de ayer, el navarro le ganó la partida de forma meridiana al asturiano.

En 180 minutos, tres horas completas, el Barcelona de Messi y compañía no fue capaz de marcar un solo gol al Málaga. En el partido de ida el resultado fue de 0-0 pero en el Camp Nou hubo un gol y lo firmó el blanquiazul Juanmi. Es decir: el Málaga sumó cuatro de seis puntos posibles ante un Barça diseñado para ganarlo todo.

Como en el partido de La Rosaleda, la clave estuvo en el trabajo defensivo realizado por los chicos de Gracia. En el choque de la primera vuelta el Barça no fue capaz de tirar entre los tres palos de Carlos Kameni. Ayer el arco malaguista recibió apenas cinco disparos, pocos para lo que acostumbra el Barça, pero, salvo uno que Weligton salvó bajo palos, ninguno con excesivo daño. El Málaga, en las botas de Horta y Darder, contó con mejores ocasiones.

Gracia volvió a apostar por acumular hombres por dentro y liberar las bandas para que el Barcelona se ahogara lanzando balones al área de Kameni. Y Luis Enrique picó. Hasta 48 centros tiró el Barcelona al área malaguista, la mayor cifra de la campaña, sin éxito. Es la primera vez que el Málaga no encaja en el Camp Nou como Club de Fútbol. 15 años después, también logró su segunda victoria. La anterior llegó en el curso 99/00, con goles de Valcarce y Agostinho.

"El Málaga se encerró atrás", fue el resumen de Sergio Busquets tras el partido. El caso es que el Barça sólo sumó seis intentos de ataque (151) más que el Málaga (145). El plan del Málaga era no dejar resquicios y salir rápido. Y lo ejecutó a la perfección.

Sólo hay que hacer un repaso a los cambios y las decisiones de Luis Enrique para comprobar que acabó desquiciado. Extraño fue el cambio de Mascherano por Alves. El técnico culé ordenó defensa de tres y cayó en la trampa de Gracia al acumular hombres en ataque. El Málaga acabará la campaña recogiendo el testigo del Getafe en el curso 07/08: único equipo que no encaja un tanto del Barça. Manuel Pellegrini, que espera con el Manchester City en Champions, toma buena nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios