"Sería tonto e hipócrita si no me viera como titular"

  • Miguel Ángel se postula como uno de los posibles sustitutos de Apoño, sancionado, para el choque contra el Almería, del que el catalán no se fía, pero "estaremos en casa y hay que ir a ganar sí o sí"

Antonio Tapia tiene ante sí un difícil dilema. Apoño, pieza clave de la buena marcha malaguista, cumple ciclo de tarjetas amarillas, por lo que el hueco abierto en el centro del campo para el partido contra el Almería necesita ser cubierto por alguien que ofrezca las mismas garantías que aporta el palmillero. En la terna de posibles sustitutos se postula Miguel Ángel, más aún cuando perdió su titularidad en el encuentro ante el Racing de Santander, previo al parón navideño, debido a una molesta tendinitis en la rodilla (conocida coloquialmente como síndrome del parabrisas). Pero la situación ha cambiado desde entonces: "La lesión está superada. Los médicos lo hicieron muy bien y cada día estoy entrenando más fuerte, como siempre".

El catalán, pese a sus ganas de volver, antepone el grupo. "No me fastidia el no jugar porque el equipo va bien y no soy egoísta, al contrario. Lo más importante es ganar y sumar, independientemente de quien salga al césped", dice el malaguista. Además, no cree que la ausencia de Apoño signifique su entrada segura en el once: "Todos trabajamos para jugar y es el técnico el que elige a los hombres que mejor lo pueden hacer en el campo".

Sin embargo, Miguel Ángel no se encuentra cómodo en el banquillo, hasta hace poco un hábitat desconocido para él: "Aunque no juegue, yo me veo siempre en el once todas las semanas, da igual si hay lesionados o lo que sea. Sería tonto e hipócrita si no me viera como titular. Trabajo para eso".

El mediocentro sabe que un puesto en el equipo se paga caro actualmente, pero opina que es una lucha positiva para la plantilla. "Todos sabíamos que la competencia iba a existir. Es más, sin ella no estaríamos donde estamos, porque todo el que entra lo hace magníficamente", asegura el ex bético, que alaba la temporada que el Málaga está realizando: "Es para enmarcar, pero quedan todavía cuatro meses".

Es por eso que Miguel Ángel prefiere asegurar la permanencia en Primera antes de hablar de un posible futuro en Europa: "Ponernos a pensar en UEFA... Lo primero es salvarnos y, después, todo lo que venga será bienvenido". No obstante, los blanquiazules merecen la etiqueta de equipo revelación, según el futbolista: "En ese aspecto, a nivel nacional no se valora lo suficiente al Málaga. No presumimos, pero lo que estamos haciendo se tiene que valorar, como en su día se hizo con el Almería, por ejemplo. Pero, hoy por hoy, el Málaga es el equipo revelación. ¿Por qué? Los números lo dicen y estamos mucho más arriba que equipos con mucho mayor presupuesto. Por eso hay que decir con voz alta que hay que tenerle un respeto al Málaga".

El mismo respeto que Miguel Ángel le profesa al rival del próximo domingo, del que no se fía: "Va a ser muy difícil. Con Hugo Sánchez se les nota más ilusionados, pero estaremos en casa y hay que ir a ganar sí o sí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios